Alejandro González: De la música a la concientización ambiental

Cuando de emprender nuevos, y buenos, proyectos se trata, el venezolano siempre está muy dispuesto a hacerlo. Es así como Alejandro González decidió, hace cuatro años, crear AIRE, una iniciativa que busca, a través del arte, combatir la contaminación del aire. “Creamos murales de arte urbano que tienen tres características fundamentales: Pintamos sólo contenido educativo; Creamos el contenido de forma participativa con las comunidades; y utilizamos una pintura que imita a un árbol y limpia el aire”, comenta.

Es justamente lo interesante de este proyecto lo que los llevó a competir en DemandSolutions de BID (Banco Interamericano de Desarrollo). “A lo largo de nuestros cuatro años de trayectoria con AIRE hemos recibido varios reconocimientos en el Perú y en otros países. Gracias a estos premios hemos logrado ingresar a nuevos mercados. Por este motivo estamos siempre atentos a convocatorias de todo tipo”, comenta González. “El BID es una institución referente en el mundo en temas de desarrollo social, y nosotros estamos muy atentos a todo el contenido que generan, así que apenas salió la convocatoria de DemandSolutions vimos un match perfecto con lo que hacemos nosotros; transformar vidas a través del uso de la creatividad”, complementa el emprendedor.

En su paso por DemandSolutions, AIRE fue seleccionada dentro de los 13 mejores startups creativos de América Latina algo que, sin duda, les abrió las puertas en diferentes mercados internacionales. “De estas conexiones aparecen siempre las oportunidades de nuevos proyectos, colaboraciones, financiamiento, etc. Para nosotros este evento nos ha dejado la puerta abierta para nuestros primeros proyectos en México y Colombia, de los cuales pronto tendremos más detalles”, explica Alejandro González.

Este emprendedor también era conocido en el mundo de la música en Venezuela, pues formaba parte de la importante banda, nominada al Grammy Latino, Famasloop. “Mi carrera musical ha sido corta, pero muy gratificante. Fueron innumerables noches en las que jugaba con mis amigos a grabar discos con Famasloop, con los que al final logramos tres nominaciones a los Grammy Latinos”, comenta. “Hoy en día mi faceta como músico ha pasado del plano profesional al plano personal y recreacional. Luego de muchos años dedicado a la música, la vida profesional me ha llevado por otros caminos. Sin embargo, el bichito sigue ahí, así que uno nunca sabe si se enciende de nuevo”, asegura el artista.