Hombre utilizó un paraguas para robar una vivienda en Tampa

Foto: captura de video

Una familia cubana que reside en Tampa, Florida, se llevó una desagradable sorpresa al regresar a casa luego de su jornada de trabajo, ya que al llegar encontraron su hogar destrozado y algunas de sus pertenencias ya no estaban.

Las cámaras de seguridad instaladas en la casa muestran a una persona bajando de un auto, ingresando a la vivienda y luego huyendo con las cosas robadas. El robo se produjo a las 11:00 de la mañana, a plena luz del día.

El delincuente utilizó un paraguas negro para evitar que su rostro quedara registrado por las cámaras.

Bajándose de un automóvil Nissan Altima sin placa, el sujeto solo deja su rostro al descubierto durante pocos segundos, así se dirige hasta la entrada del inmueble, en ubicado el 6516 Oeste de la calle Clifton. Allí forzó la cerradura rompiendo el marco de la puerta y entro a la vivienda, de donde se llevó joyas, celulares y prendas varias.

Ada Fernández, dijo al reportero de Noticias Univision Tampa Bay David Pérez Hansen, que  aún no supera la indignación que le produjo llegar tras el robo. “Hacia adentro, las casa estaba destruida. Habían acabado con todo. Llame al 911, me costó mucho trabajo marcar el teléfono porque estaba bien nerviosa” expicó la mujer quien es madre de dos hijos pequeños.

Según se puede observar en las imágenes, captadas por las cámaras de seguridad en la vivienda, el sujeto  tenía en el bolsillo izquierdo del pantalón algo que  parece ser un arma de fuego.

También las imágenes dejan en evidencia que tras cuarenta minutos dentro del inmueble, el sujeto sale con todo lo robado en un bolso que deposita en el maletero del carro, siempre cubriéndose el rostro  con el paraguas. Luego se sube en puesto del copiloto y huyen.

Por fortuna, al momento del robo, no había nadie en la casa, en la que  vive Ada con su esposo y sus dos hijos pequeños.

Cuando ellos llegaron de la escuela, que vieron, porque todavía estaba todo así, ya que no podíamos tocar nada, ellos estaban bien alterados. Lloraron muchísimo. Fue horrible. Y de pensar que los niños puedan estar aquí y que les pueda suceder algo, vaya, es una locura, la verdad” expresó.

Por Gabriel Bracho | noticiasya.com