Construcción en Aruba lleva el sello venezolano

Foto: Cortesía

El talento venezolano siempre destaca en el mundo. Durante décadas hemos visto cómo miles de coterráneos dejan en alto nuestra bandera en concursos de canto, certámenes de belleza o con algún arte que practiquen; sin embargo, hay centenares de hazañas en el mundo que, pese a haber sido logradas por venezolanos, tienen poca exposición mediática dado su índole.

Tal es el caso de Joan Manuel Fereira Rosillo, un empresario venezolano que trascendió nuestras fronteras con su buen trabajo, marcando pauta en la isla de Aruba gracias a su emprendimiento.

Con muchísimos años de trayectoria y destacando como un exitoso emprendedor en Venezuela, Fereira Rosillo marcó un hito en la isla caribeña al construir el proyecto residencial Oasis, que cumple 10 años y que fue reconocido por las autoridades de Aruba como una de las primeras obras de envergadura realizadas por venezolanos.

¿Qué te motivó a emprender en Aruba?

Siempre me ha gustado Aruba. Es un destino muy visitado por nosotros los venezolanos y sentía que había que ofrecer mucho de lo que somos, allá… Si ya había restaurantes de comida criolla nuestra y muchos venezolanos emprendiendo con sus marcas, sentía que hacía falta un proyecto residencial que marcara pauta.

¿Por qué bautizaste tu proyecto como “Oasis”?

Oasis no significa más que un espacio con agua y vegetación en medio del desierto. Básicamente representa la esperanza de que en algún momento, ante cualquier crisis, tendremos un momento para descansar y estar tranquilos. Eso era lo que queríamos lograr con el complejo desde un principio, que fuese un remanso de tranquilidad.

El proyecto Oasis ha dado muchísimo de qué hablar en la isla de Aruba… ¿Qué cambios favorables cree que trajo consigo la construcción de este conjunto residencial?

Definitivamente, marcamos pauta… y no solo pauta, también marcamos tendencia gracias a lo vanguardista del complejo. Esto lo sabe muy poca gente en Venezuela, pero soy uno de los primeros venezolanos que se atrevió a construir un proyecto residencial en Aruba y eso me llena de orgullo.

Además, recibimos los mejores comentarios del Gobierno y de las autoridades de Aruba, pues catalogaron nuestro proyecto como “de impacto y de gran envergadura”.

¿Trabajaste con un equipo de venezolanos para culminar esta obra?

Sí. Todo mi equipo estuvo conformado por arquitectos e ingenieros civiles venezolanos muy calificados, y básicamente esa es parte del éxito y gracias a Dios por eso todo quedó muy bien.

¿Qué tan difícil es emprender fuera del país?

Emprender nunca será color de rosa y por eso siempre hay que trabajar muy duro. En Venezuela hay circunstancias que muchas veces resta facilidades al emprendedor, pero fuera del país también las hay.

Mi invitación es a arriesgarse, trabajando siempre con visión, bien asesorados y con un equipo de expertos.

Cabe destacar que el moderno complejo está ubicado en el Bulevar de Irausquín, frente a la paradisíaca playa de Eagle Beach.

Sin embargo, también trabajamos con arubeños en el tema de la mano de obra. También hicimos alianzas importantes con proveedores de la isla. Gracias a su trabajo, el complejo fue ocupado de forma muy rápida.