Piden al Gobernador DeSantis arregle el problemático sistema de desempleo

El sistema de desempleo en Florida no funciona y nuestras comunidades están sufriendo, pero el liderazgo republicano de este estado se niega a hacer algo al respecto.

La semana pasada, el Palm Beach Post publicó un reportaje crítico que demostraba lo grave que ha sido para los Floridanos el mal manejo del Gobernador DeSantis y la inacción de la legislatura liderada por republicanos durante esta crisis de desempleo. 

Estamos enfrentando varios obstáculos: la vergüenza de que el sitio web para el desempleo de la Florida simplemente no funcione adecuadamente ha sido ampliamente documentada. Además la cantidad máxima de beneficios de $275 por semana no se ha incrementado desde el año 1998, y la cantidad de semanas que los Floridanos pueden reclamar beneficios se encuentra entre las más bajas de la nación.

En medio de la crisis de COVID-19 y el desempleo a niveles récord, esto da pena. Los demócratas están tomando medidas y ya han presentado seis proyectos de ley diferentes para abordar la actual crisis de desempleo en Florida, mientras que los republicanos no han presentado ninguno y aún no han abordado el problema a nivel de comité, lo que destaca aún más la naturaleza decidida de la inacción del partido republicano.  

En respuesta, el Director Ejecutivo del Partido Demócrata de Florida, Marcus L. Dixon, emitió la siguiente declaración:  “El gobernador DeSantis y la legislatura, en poder de los republicanos, deben dar prioridad a las familias que están sufriendo, realmente trabajar para arreglar el problemático sistema de desempleo en la Florida, y así ayudar a brindar alivio en estos tiempos de COVID.

Los floridanos están sufriendo el impacto de una pandemia global y un desempleo a niveles récord, y los líderes republicanos se niegan a hacer algo al respecto. No han movido un dedo para aumentar el beneficio máximo en más de 20 años, y no han hecho ningún cambio para abordar la terrible situación en la que se encuentran muchas familias. Nuestras comunidades necesitan alivio, no teatro político y leyes innecesarias. Ya es hora de que el gobernador DeSantis y los republicanos en este estado reconozcan esto, y finalmente se pongan a la altura del reto.”