El senador estadounidense Bill Nelson (D-Fla.) y más de 140 miembros del congreso le exigieron el viernes a la administración Trump que detenga inmediatamente su política “moralmente reprensible” de cobrarle hasta $8 dólares el minuto por hablar por teléfono, a los padres migrantes que han sido separados de sus hijos.

“Ocho dólares por minuto si quieres hablar con tu hijo? Eso es muy bajo”, dijo Nelson en el Senado el lunes. La administración de Trump enfrenta la aproximación de la fecha de vencimiento ordenada por un tribunal, la cual le da hasta el jueves para reunir a las familias separadas en la frontera.

“Parece que nunca acaba la lista de obstáculos que esta administración dice que enfrenta, para reunificar a las familias”, dijo Nelson. “Pero yo pienso que la lista de obstáculos que esta administración ha creado para las familias – que sólo quieren volver a ver a sus hijos – es interminable. Como país, Estados Unidos no es así”.

Nelson y otros le mandaron una carta al líder del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), en la cual llamaron la práctica “vergonzosa” y “completamente injustificada”. Los legisladores le exigieron al líder de la agencia que implemente cambios de inmediato, que permitan a estos padres hablar con sus hijos de forma gratuita.

“Cobrarle a estos padres por hablar con sus hijos es “cruel, vergonzoso y completamente injustificado, dado el costo mínimo, asumido por las instalaciones de detención, al proveer este servicio”, expresaron los legisladores. “Le escribimos para instarlo a implementar cambios inmediatos a nivel nacional que permitan que las personas que han sido separadas de sus hijos, puedan hacer llamadas con regularidad y sin ningún costo para ellos”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here