Los Saboteadores por Jorge Isaac Jiménez

Foto: Referencial

En las últimas semanas hemos visto con asombro cómo del lado «opositor» a Maduro también hay quiénes al parecer quieren sabotear una salida acordada y no violenta a la crisis humanitaria actual que se vive en nuestro país y de la cual no podremos salir de otra forma que no sea poniéndonos de acuerdo.

Confieso que en algún momento creí posible que se pudiera dar una salida armada a través de fuerzas extranjeras, es obvio a estas alturas del juego que eso no es posible por varias razones y no porque Juan Guaidó y los diputados de la AN no quieran o no aprueben el TIAR, que además nunca ha servido para tales fines y esta ocasión no será la excepción, puesto que además quiénes lo citan como posible salida parecieran no conocer a fondo este tratado.

En realidad la principal razón por la cual no puede ni habrá una salida armada de fuerzas extranjeras a la crisis humanitaria venezolana es porque Donald Trump y sus aliados no lo quieren así, ni lo harán así, ni más ni menos. Los guerreros del teclado, saboteadores de la salida concertada, saben esto pero prefieren taparse los ojos para no ver y los oídos para no escuchar.

Por otro lado, están los saboteadores de la otra acera, del lado rojo, comandados por el propio Diosdado Cabello, quién sabe que en esos acuerdos él figura solo como uno de los principales enemigos de la libertad y la democracia, y que sus camaradas si han de tener que ceder y entregar a alguien, su cabeza será la primera que ruede, él no tiene santo que lo defienda ni viuda que lo llore, por eso sabotea la posibilidad de unas «elecciones presidenciales libres» y acordadas, porque sabe que debe dejar el adefesio ese que llaman Constituyente, que es más un tribunal inquisidor que una institución real, equilibrada y democrática.

Diosdado sabe que además no figura como posible candidato presidencial del chavismo, aunque él considere que es su turno al bate; de hecho Maduro ya tiene su candidato, el gobernador de Miranda, Héctor Rodríguez, a quien le ha levantado la mano, lo ha ensalzado con su público, le ha hablado a los cuadros políticos del PSUV, esa es la razón por la que Cabello anda en cólera y sabotea todo lo que huela a un pacto al estilo Pacto de Punto Fijo.

Ahora bien, lo que más extraña y molesta es que haya del lado «opositor» quienes pongan por encima de los intereses de la ciudadanía, que está pasando hambre y trabajo, sus intereses particulares, que se parezcan tanto a Cabello, que su egoísmo sea mayor que su solidaridad hacia los venezolanos, ¿por qué no trabajar más bien con Guaidó y con cautela para lograr los acuerdos que beneficien a la ciudadanía? Dios y la Patria los premiará o los demandará.

Jorge Isaac Jiménez Flores

CNP: 16.658

Periodista Venezolano