El recuerdo de las navidades, por Iván Dugarte

Iván Dugarte | Humorista

Posiblemente este sería un tema triste para algunos, pero para otros no…

Quiero que este artículo nos lleve a recordar algunas cosas, que se vivieron en diciembre, no quiero que nos pongamos melancólicos, pero aquí voy.

Quién no recuerdas… Que nos reuníamos para adornar las calles en navidad, se pintaba en el asfalto dibujos navideños variados como bastones, muñecos, arbolitos, botas y hasta un San Nicolás, además que se realizaba una especie de extensión gigante de luces navideñas con cable, sócate y bombillos o focos, bien baja de estatus, pero efectiva, a esa extensión se le daba color de varias maneras, o se pintaba el bombillo o foco por individual, otra era colocarle un vaso plástico igualmente pintado, esto nos ayuda a entender porque salieron muchos diseñadores de espacios.

Quién no recuerda… Algunos sectores de la ciudad donde eran algo más osados y realizaban muñecos de navidad con vasos de plástico, sí donde te sirven el café en la calle o de un tamaño más grande, sí donde te servían el jugo de parchita en la cantina del colegio.

Quién no recuerda… la vecina que, hacia hallacas para todos los vecinos, que siempre salía gritando el nombre del hijo de esa amiga afortunada “Francisco, llévele a su mamá estas hallacas, los pequeños son bollitos, los del lazo rojo son picante”.  Quién no recuerda… el vecino que quería cerrar la calle y colocar música a todo volumen, sin importar ni hora ni fecha, todo con excusa para beber y compartir.

Quién no recuerda… a la familia que le decían los amargados porque no les gustaba nada de lo que se hacía en la calle.

Quién no recuerda… al vecino que era la oveja negra de la zona, se metía con uno, con todos y era el que lanzaba los cohetes a la casa de los denominados “AMARGADOS”.

Quién no recuerda… el vecino que te daba de beber aun siendo menor de edad y no tener permiso de tus padres.

Quién no recuerda… que uno amanecía con deseos de vestirse el 24 y 31 con los famosos “estrenos”, fastidiábamos a nuestras madres para vestirnos, ella accedía y nos poníamos la ropa a las doce (12) del medio día, para nada porque ya a las 6 de la tarde estábamos vueltos nada…

Quién no recuerda… siempre en alguna casa, llegaban de visita familiares de otro lugar y recuerdo que, en la mayoría de las veces, salían “empatados” esto se refiere a que se enamoraban, en mi caso yo viajaba y nadie se enamoraba de mí, normal pues…

Quién no recuerda… a ese amigo que te pedía que le hicieras la segunda para conquista a tu prima, sabiendo que tú estabas pendiente de ella, a lo que ya sabemos, la prima se quedaba con todos, menos con uno.

Quién no recuerda… a los “pela bolas” de la zona, no es que me sienta orgulloso de escribir de ellos, es que yo era de ellos, es una posición algo ruda…
Quién no recuerda… que siempre había una familia que se le denominaba “Los Millonarios”, ellos en todo momento daban, invitaban, dejaban que tomaran de sus comidas, era como un “saqueo” controlado…

Esto es algo muy por encima, si se ven identificados o si falta algún personaje, avíseme.
Lo cierto de todo esto es que las Navidades han cambiado un poco, bueno bastante y solo queda por ahora recordar, esperando que, como todas las cosas buenas regresan… esas Navidades regresaran…

Por @ivandugarte

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here