Construcción de un Consenso Económico por Julio Castellanos

La Secretaría Seccional de Asuntos Municipales de AD – Carabobo ha establecido como una línea de acción el diseño de una política económica con enfoque regional con miras a recuperar, rescatar y reimpulsar la actividad empresarial de nuestro estado, obviamente, son iniciativas ejecutables si se cuenta con incidencia en la toma de decisiones gubernamentales pero sería irresponsable de nuestra parte no construir consensos básicos en el ámbito económico desde ya. La alternativa a eso es que llegado el momento de acceder al poder, justo en ese instante, se comience a trabajar para que, siendo estos temas tan complejos, nos devore la improvisación. De improvisaciones e improvisados ya tenemos 20 años.

Es por ello que nuestros equipos de asistencia legal y financiera han recibido instrucciones para elaborar proyectos de ordenanzas municipales, adaptadas a las realidades institucionales de los 14 municipios carabobeños en materia de estímulo al emprendimiento productivo.

Esos proyectos normativos han sido completados observando de cerca iniciativas exitosas de México, Colombia y España, además, de contar con el riguroso escrutinio de nuestra competente fracción de concejales a nivel nacional que, aunque fueron separados de sus curules tras las ilegítimas elecciones pasadas, representan un acervo de experiencia parlamentaria relevante.

No contentos con una iniciativa legal elaborada con criterio técnico – jurídico, para los socialdemócratas es norma la deliberación pública.

Estos proyectos de ordenanzas los hemos presentado ante distintos gremios como: la Asociacion de Ejecutivos del Estado Carabobo, la Cámara de Comercio del Municipio Libertador, la Junta Directiva de Fedecamaras – Carabobo el año pasado y, esta semana pasada, ante la Cámara de Comercio de Valencia.

La intención es contar con las debidas críticas, aportes y sugerencias de los actores reales del hecho económico, gobernar no es una tarea de soñadores o gente que dialoga «yo con yo», la responsabilidad de gobernar en un contexto democrático implica construir consensos factibles, medibles y auditables. En esa medida en AD tratamos de separar la paja del trigo.

¿Cuáles han sido los resultados preliminares de presentar estas iniciativas y contar con las opiniones de empresarios, expertos e interesados?, en principio, podemos decir que la propuesta de ordenanza que presentamos, que básicamente contempla un esquema de apoyo a los emprendimientos novedosos, innovadores y de base tecnológica en relación a los tributos municipales, cuenta con respaldo empresarial y puede ser considerada una señal positiva en un escenario de contracción, hiperinflación y desconfianza.

Las instancias gremiales empresariales carabobeñas nos han hecho llegar su preocupación en relación a un mercado laboral deprimido y, consecuencialmente, la caída del consumo de bienes y servicios. Desde su punto de vista, iniciativas de respaldo fiscal como la nuestra pueden reorientar fondos, dirigidos originalmente al pago de tributos, a la contratación de más personal y mejores salarios para los trabajadores. Además, puede ser un aliciente para jóvenes egresados de las universidades de Carabobo para decidirse a emprender su propia microempresa. Es por ello que nos conminan a agregar un mecanismo de control estadístico que pueda medir ese interesante impacto.

Por otro lado, algunos empresarios nos preguntaron si tendríamos algún inconveniente en presentar este proyecto, mediante derecho de palabra en alguna sesión ordinaria de los concejos municipales, junto con representación de los gremios.

Claro que sí. Siempre estaremos en aquel lugar donde tengamos un micrófono y podamos defender publicamente nuestras ideas para el progreso económico de Carabobo.

Aunque valga la advertencia, ni los comunistas creen en el empresariado, ni los militaristas en la celebración de acuerdos. Somos los socialdemócratas los que estamos convencidos de la idea, disruptiva en estos tiempos de dogmas, de que el libre mercado y la libre iniciativa privada no están en conflicto con un Estado de Bienestar orientado a promover empleos de calidad y gestión pública eficiente. Donde algunos solo pueden ver un conflicto eterno entre empresarios y trabajadores, nosotros vemos la posibilidad real de construir un consenso económico para rescatar a Carabobo y su innegable vocación industrial.

Los adecos aspiramos a ejercer el poder, claro que si. En un marco democrático, donde los votos permitan elegir, donde no existan ni presos políticos, ni perseguidos, ni exiliados por pensar diferente. No obstante, ejercer el poder implica colaboración entre diversos actores, confluencia de intereses y respeto a la diversidad. He aquí nuestras propuestas y nuestro trabajo, bienvenido el debate.


Julio Castellanos / jcclozada@gmail.com / @rockypolitica

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here