85% de Venezuela no tiene acceso a surtir gasolina

Foto: Cortesía

El diputado de la Asamblea Nacional por el partido Voluntad Popular, Luis  Steffanelli, denunció que de acuerdo a las últimas encuestas realizadas durante esta pandemia del Covid-19, el 85% de la población no tiene acceso a surtir gasolina en sus vehículos, esto porque la mayoría de las bombas de combustible están cerradas y las pocas en funcionamiento, operan con fuertes controles que restringen de abastecerse al venezolano común. 

“Estamos viviendo sin duda la peor crisis existencial de la historia de Venezuela, así lo refleja la ausencia total de combustible, estamos llegando a una fase terminal. Una industria que era capaz para el año 2.000 de refinar y procesar un millón trecientos mil barriles al día y permitía autoabastecer al país y exportar hasta seiscientos mil barriles de producto refinado, se derrumbó por un modelo fallido.

Hoy se necesita importar gasolina para poder subsistir, actualmente se requiere de la compra de 100.000 barriles diarios”. De acuerdo con la encuesta nacional de impacto Covid-19, el 85,44% del país no recibe gasolina, 12,52% adquiere poco o de manera intermitente y solo el 0.23% tiene suministro de combustible constante; mientras otros datos reflejan que 72% de los centros de asistencia están sin médicos, porque el personal no tiene cómo trasladarse. 

“Todo se ha agravado por la presencia en Venezuela de la pandemia del Coronavirus (Covid-19). Se pide a los venezolanos que guarden una cuarentena, cuando no hay garantías de acceso a los servicios ni insumos básicos para poder cumplirla. Esto es una burla para la población, es un reto a la dignidad del venezolano, es decirles que no les importa lo que les pase mientras el régimen quede bien con sus jefes de Cuba”. 

Steffanelli informó que este fin de semana el usurpador Nicolás Maduro envió 400.000 barriles de combustible a La Habana, mientras que en Venezuela quienes surten a la capital de alimentos deben hacer colas kilométricas en las estaciones de servicio, la producción pesquera ha caído porque no hay gasolina para las lanchas y los servicios de ambulancia privados denuncian que no les dan prioridad para surtirse. 

“La gasolina que llega al país es importada, porque ninguna refinería de la nación produce ni un litro de combustible. El régimen ha pretendido ocultar la crisis con la Pandemia, pero es imposible tapar la emergencia. La escasez de gasolina se ha agudizado en los últimos días, sin gasolina no hay atención médica oportuna, ni transporte, ni comida”. 

El representante del estado Falcón, entidad históricamente dedicada al procesamiento de hidrocarburos, señaló que en las últimas 24 horas se han registrado protestas por falta de combustible en al menos siete estados del país: Miranda, Lara, Barinas, Mérida, Portuguesa, Anzoátegui y Bolívar. 

“Ante esta situación no nos podemos quedar inertes, debemos reaccionar y construir el Gobierno de Emergencia Nacional propuesto por el presidente encargo de Venezuela, Juan Guaidó, ese el único camino viable para solucionar la crisis agudizada por la pandemia y para garantizar que la población tenga acceso a alimentos, medicinas y servicios básicos, sin que el régimen malverse o despilfarre los recursos provenientes de la ayuda internacional”, finalizó el diputado.