Roke pone el toque venezolano en el género urbano

Con apenas 16 años, Roke @rokemusica se hace sentir en la música urbana. El cantante y compositor, nacido en Venezuela y radicado en Miami desde los 5 años, se abre camino en el mundo artístico con una pegajosa propuesta musical y una imagen que llama la atención.  

Verano es el tema que promociona el joven artista que también se ha hecho popular por su estilo de vestir que define como “Modern Retro Art”, una fusión del streetwear y el high fashion. El sencillo fue escrito por Roke casi en su totalidad y contó con la participación del compositor venezolano Carlos Julián Martínez  bajo la producción de Ungar Villamizar.

“El significado de Verano va más allá de la temporada del año. Es un lugar donde todo el mundo es igual y el amor no tiene barreras de ninguna clase.  Como en todas mis canciones la inspiración salió de una vivencia, en este caso, de un encuentro que tuve y sabía que no iba a durar, pero el tiempo que duró fue mi escape de la sociedad y no importaba de dónde veníamos… Y eso también se aprecia en  el concepto del video: no hay clase social que defina al amor ni la atracción entre dos personas”, comenta Roke.

Verano cuenta con un videoclip que se puede disfrutar en el canal de Youtube de Roke. El audiovisual se grabó  en una estación de gasolina en Miami y fue dirigido por UNENANO (ex integrante de Caramelos de Cianuro) con la productora Sunny Side Up.

Venenosa, Soledad, Doce y Cinco y Tuo, fueron los primeros temas presentados por este inquieto joven que da pasos firmes en la música. Entre sus planes está seguir creando canciones y promocionando nuevos sencillos hasta encontrar los temas que mejor se identifiquen con él y lo que quiere transmitir con su proyecto. 

Roke, quien el próximo año escolar se gradúa de High School, desea seguir creciendo en el mundo musical y para ello también se prepara con clases de canto y toca el piano y la guitarra. Tras haber superado una gran prueba de salud cuando era niño,  se hace llamar El Niño Santo,  pues sus padres se aferraron a su fe católica  y apoyaron a su hijo para que saliera adelante y tuviera una segunda oportunidad, por lo que asegura que tiene un propósito en la vida y quiere ser un instrumento de bien para ayudar a otras personas a través de la música.