Robert De Niro disfrutó de unas vacaciones en Machu Picchu