El USDA extiende la entrega de comidas escolares gratuitas hasta el próximo año

el Departamento de agricultura de Estados Unidos (USDA por sus siglas en inglés) anunció la extensión de las flexibilidades derivadas de la pandemia en los programas federales de nutrición hasta junio de 2022, una medida que permite que las escuelas de todo el País continúen sirviendo comidas gratuitas a todos los estudiantes independientemente de los ingresos en su núcleo familiar. 

La comisionada de Agricultura de Florida, Nikki Fried, ofreció la siguiente declaración con relación a dicha extensión:

“Con la inseguridad alimentaria agravada por la pandemia en curso, los más vulnerables de Florida sentirán sus efectos a largo plazo en los próximos años. Asegurar que todos los niños de Florida se alimenten sin importar los ingresos de su familia, siempre ha sido una de nuestras principales prioridades. Como defensora de las comidas escolares universales, desde hace mucho tiempo, estoy agradecida por la extensión del USDA para que podamos continuar brindando acceso a comidas saludables y nutritivas, en las que tantos niños han llegado a confiar «. 

Los directores de nutrición escolar, los fabricantes de alimentos y otros entes habían presionado para una extensión, argumentando que las reglas flexibilizadas eran necesarias ya que muchas escuelas aún enfrentan situaciones complejas y gastos considerables como resultado de la pandemia, ya sea que sus comidas se sirvan en persona respetando el distanciamiento social o bien sean empaquetadas para que los cuidadores pasen a recogerlas. 

La decisión del USDA implica que las escuelas no tendrán que hacer la transición este otoño a los programas tradicionales de desayuno y almuerzo escolar, que generalmente brindan una combinación de comidas gratuitas, subsidiadas y gratis para los estudiantes, según el nivel de ingresos de su hogar. El Departamento está ampliando una lista de exenciones que permitan a las escuelas obtener una tasa de reembolso ligeramente más alta para las comidas, permitan una distribución más sencilla de las comidas a granel y relajen los requisitos nutricionales si existen limitaciones en la cadena de suministro, entre otras flexibilidades.

El Departamento de Agricultura y Servicios al Consumidor de Florida supervisa el programa de comidas escolares estatal de 1.3 mil millones de dólares, que sirve 319 millones de comidas a casi 3 millones de niños de Florida, así como el programa de alimentación de verano “Summer BreakSpot” y los programas de alimentos de emergencia para personas mayores y familias de bajos ingresos. Cuando las escuelas cerraron debido a COVID-19, la Comisionada Fried activó el programa BreakSpot temprano, ayudando a servir 74 millones de comidas a los niños de Florida desde marzo hasta agosto de 2020. Fried ha abogado por el uso de los fondos de la Ley CARES para apoyar la nutrición escolar, y recientemente solicitó a la Administración Biden considerar la posibilidad de establecer comidas escolares universales para los niños.