Comité del Senado de Florida aprueba proyecto de ley que armaría a los maestros

Foto: Referencial

El Comité de Infraestructura y Seguridad en el senado estatal aprobó el polémico proyecto de ley SB 7030 que arma a los maestros en nuestras escuelas. El proyecto de ley, al que los floridanos se oponen firmemente, ampliaría el «Programa de Guardianes,» que permite a los maestros llevar armas ocultas en la escuela.

Una encuesta reciente de Quinnipiac muestra que la mayoría de los votantes de Florida quieren leyes de armas más estrictas y se oponen a los maestros armados. La Presidenta de United Teachers of Dade Karla Hernandez-Mats y la Presidenta del FDP Terrie Rizzo responden al avance del proyecto de ley:

Presidenta del Partido Demócrata de Florida Terrie Rizzo:

«Al aprobar el proyecto de ley SB 7030, los republicanos se oponen una vez más a la voluntad de los floridanos que se han opuesto repetidamente a que se armen a los maestros de Florida. Este proyecto de ley es peligroso, innecesario e impopular.

Nuestros maestros necesitan un aumento salarial, no un arma. En lugar de poner en peligro a nuestros niños, los legisladores republicanos deberían aumentar los fondos para nuestras escuelas públicas, aumentar los salarios de los maestros, invertir en servicios de salud mental y trabajar en soluciones reales para abordar la violencia con armas de fuego en nuestras escuelas.»

Presidenta de United Teachers of Dade, Karla Hernandez-Mats:

«Es inadmisible que, después de haber perdido tres vidas más esta semana, por culpa de la violencia con arma en nuestras escuelas, que causa efectos emocionales y psicológicos devastadores, la solución de Tallahassee para resolver esta epidemia sea armar a los profesores. Pareciera que no existiera ni un solo legislador, que apoye esta ley, que se haya tomado el tiempo de escuchar a expertos de educación y niños en este tema. Profesores, directores, empleados escolares, padres, personal de seguridad, e instituciones de orden público, como la gran mayoría de los americanos, rechazan fuertemente esta medida. Entonces, tenemos que preguntarnos, al final del día, para quienes trabajan verdaderamente?»