AN aprueba proyecto de Ley de Garantías para los empleados públicos

La Asamblea Nacional de Venezuela aprobó este martes el proyecto de Ley de Garantías para los Trabajadores Públicos que participen en la defensa de la Constitución y la lucha por la restitución de la democracia en el país. 

El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, precisó que esta ley busca proteger a todos los empleados públicos del país, a quienes llamó a sumarse activamente en la lucha por lograr el cese de la usurpación de Nicolás Maduro en la Presidencia de la República. 

«La clase obrera tiene un compromiso con el país. Esta ley, presentada por el diputado Rafael Veloz, es típica en un país en dictadura y representa un compromiso con los trabajadores y con el país.

Los empleados públicos hoy se sienten chantajeados, hostigados y perseguidos por cumplir con su labor. Nosotros buscamos que no persigan ni chantajeen a nadie por pensar distinto o por denunciar lo que está mal. Han sido años de persecución contra la clase trabajadora y esto debe saberlo la comunidad internacional.” 

Guaidó exhortó a los trabajadores a pensar libremente y tomar sus propias decisiones. «No pueden seguir sometiéndose a una autoridad usurpada y a un régimen que manda a sus paramilitares a reprimir a un pueblo que reclama sus derechos. Nuestra respuesta ante la persecución es proteger a los trabajadores y llamar al pueblo de Venezuela a que salga a protestar ante la falta de luz, agua, gas y servicios públicos. No solo se trata de lograr el cese de la usurpación, sino el cese de la hiperinflación y la oscuridad. El régimen le teme el pueblo organizado».  

Durante el debate, el diputado por Voluntad Popular, Rafael Veloz, aseguró que el Parlamento venezolano debe garantizar los derechos de los ciudadanos más vulnerables. «Esta ley busca reestablecer los derechos fundamentales del ciudadano. La perversidad del régimen de Nicolás Maduro ha provocado el derrumbe de todas las instituciones alrededor de los trabajadores, comenzando por el salario». 

Veloz rechazó la brutal persecución por parte de la dictadura contra los empleados públicos que protestan ante la falta de reivindicaciones salariales. Asimismo, ratificó el carácter ilegítimo y usurpador de Nicolás Maduro en la Presidencia de la República. «En Venezuela todas las personas que lleven a cabo la protesta, son perseguidas por el usurpador. Actualmente, hay más de 5 millones de trabajadores independientes, 4 millones pertenecen al sector privado y 2.5 millones al sector público, todos deben ser protegidos». 

Finalmente, alertó que todos los trabajadores en el país han entrado en un estado de vulnerabilidad en el cual le son violentados sus derechos fundamentales. «Este Parlamento restituirá las convenciones laborales, el salario, la libertad sindical y brindará garantías a los trabajadores que promuevan la defensa de la Constitución para seguir adelante hasta lograr el cese de la usurpación».