Sacaron del auto el ataúd de su amigo para despedirlo con un partido de fútbol

Iker Santiago Guerrero, de 15 años, murió en una laguna con otro compañero. Sus amigos quisieron homenajearlo con un partido de fútbol y terminaron con el ataúd en la cancha, lo que ha causado controversia.

Cortesía Primer Impacto