Pide al gobernador de Florida dejar de jugar a “los juegos del hambre” con las vacunas

“Lo que hemos visto en cuanto a la distribución de vacunas en nuestro estado no tiene nombre. Existe caos, confusión, falta de claridad y mucha frustración en nuestras comunidades por la falta de un plan y la ausencia de lineamientos específicos para la distribución de esta vacuna que salva millones de vidas. Debemos hacer todo lo que esté a nuestro alcance para evitar caóticas y confusas situaciones como la que se vivió en Florida City este fin de semana, los floridanos merecen algo mejor.

No podemos permitirnos perder ni una sola dosis de la preciada vacuna por trabas en el sistema de distribución.

No hay claridad en cuanto a quién califica para acceder a la vacuna, ni cuales son los requerimientos para ser elegible, es urgente e imperativo establecer lineamientos para ayudar a la gente recibir la vacuna; algunos sitios requieren una orden médica, muchos doctores cobran hasta 350$ por una cita para firmar esta orden, sin mencionar que casi 3 millones de floridanos no tienen seguro médico.

La desigualdad en la distribución de la vacuna es igual de preocupante, 51 por ciento de las vacunas ha estado destinada a personas blancas, 11,3 por ciento a miembros de las comunidades hispanas y solo un 5,9 por ciento para comunidades de raza negra, esto es inaceptable, especialmente mientras se han llevado a cabo operativos de vacunación “repentinos” en comunidades privadas vinculadas a donantes de las campañas políticas del gobernador DeSantis.

Hay diferentes reglas a lo largo de todo el estado, gente esperando en largas líneas, por horas, sin siquiera saber cómo demostrar que son elegibles para recibir la vacuna por ser vulnerables al sufrir una condición médica. Ya basta de jugar a los “Juegos del Hambre” con las vacunas.

Por eso le pido al gobernador DeSantis que trabaje con oficiales y expertos del sector salud de Florida para ampliar las formas de demostrar la elegibilidad para recibir la vacuna. Gobernador: la idea es facilitar a la gente maneras de probar su vulnerabilidad, no lo contrario, esta gente está en riesgo y es vital que reciban la vacuna lo antes posible, con solo ordenarlo usted podría facilitar el proceso y salvar muchas vidas.

Florida es el único estado del país que no tiene un plan de vacunación con directrices específicas y esto no puede continuar.”