Venezuela sigue sumergida en los constantes apagones

El coordinador político regional de Voluntad Popular en Maracaibo, Ángel Machado, lamentó que el sistema eléctrico nacional esté en decadencia por falta de inversión del régimen de Nicolás Maduro. En este sentido, negó que la falta de luz sea producto de sabotajes por parte de la oposición venezolana y recordó que desde la administración de Hugo Chávez se comenzó  la nacionalización de las empresas eléctricas venezolanas.

“Se prometió un mayor alcance del sistema eléctrico, además de proyectos para avanzar en energía alternativa como los parques eólicos, pero vemos que nada de esto se cumplió. Corpoelec es un claro ejemplo de corrupción y deficiencia.  En la actualidad, en Venezuela no se produce la electricidad suficiente para cubrir la demanda nacional y por eso vemos como cada día son más comunes los incendios en las subestaciones, producto de la sobrecarga, y no de ningún robo de cables, como quieren hacerle creer a los venezolanos”.

Criticó que los diferentes personeros del régimen que han estado a cargo del Ministerio de Energía Eléctrica durante los últimos 19 años no hayan sido capaces de generar un plan para solucionar la crisis eléctrica que se vive en el país. “Muchos ministros han hecho promesas que no llegan a hacerse efectivas, sino que por el contrario, las malas decisiones que toman las sufre el pueblo venezolano con apagones de hasta más de 10 horas. Empezamos sufriendo un cronograma de cuatro horas con la excusa de que en Venezuela no estaba lloviendo y se necesitaba racionar el acceso a la electricidad, después pasaron a ser de dos horas y ahora, sin previo aviso, las fluctuaciones y suspensiones del servicio eléctrico son constantes. Las inversiones que han anunciado a través de Corpoelec han ido a parar en los bolsillos de algunos y no en el sistema eléctrico”.

También agregó que “la planta de Valmore Rodríguez que era de núcleo combinado, terminó siendo simple. La planta Ramón Laguna está en malas condiciones, el Parque Eólico ni en su primera fase fue terminado, lo que demuestra la corrupción. El único sabotaje que existe aquí es el inducido por ellos mismo por no cumplir con los estándares de inversión y mantenimiento”.