Valera: Presidenciales no pueden ser un proceso atropellado y amañado

El diputado de la Asamblea Nacional asegura que el CNE no garantiza condiciones justas para unas presidenciales, ni para las parlamentarias o para cualquier tipo de comicios.

La propuesta de elecciones presidenciales atropelladas hecha por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y sin condiciones transparentes que beneficien a todos los ciudadanos no tiene sentido para la oposición, ni para los venezolanos que desean salir de la crisis que vivimos, señala Freddy Valera, diputado de la Asamblea Nacional (AN) por Acción Democrática (AD).

"No es hacer elecciones por hacerlas, para complacer el capricho de unos u otros dirigentes políticos, mucho menos para convalidar un régimen genocida que mata al pueblo de hambre y falta de medicinas”.    

Aseguró que los venezolanos requieren de un proceso comicial transparente y auditable, que garantice  la participación equitativa de las partes y generen la confianza necesaria para un proceso electoral de esta magnitud

 Proceso atropellado

El secretario general de AD en el estado Bolívar critica que el CNE aprobara una fecha para las presidenciales sin antes difundir un cronograma de todo el proceso en donde se establecieran lapsos de tiempo adecuados para garantizar la participación de todos los venezolanos, incluso de quienes están fuera del país.

"La misma Constitución establece que se haga una elección presidencial
en un mes cuando fallece el primer mandatario de la nación, pero esto se hace con el objetivo de dar continuidad al periodo presidencial, en cambio ahora estamos hablando de un nuevo periodo presidencial, para los próximos cinco años".

Valera recalcó que de la manera en la que está planteada la elección 

por el chavismo, la ANC, el presidente Nicolás Maduro y toda su  

comitiva, "no tiene sentido participar en un proceso lleno de ventajas, y que busca lavarle la cara al régimen utilizando al electorado venezolano como cordero para sacrificio".

Asumir el poder

Valera califica como un sin sentido que se escoja un presidente en abril y este deba esperar hasta enero del 2019 para asumir el poder, según lo que establece la Constitución: "Las elecciones de este tipo se hacen en el último trimestre para que exista un corto tiempo de transición que permita al mandatario electo iniciar su gestión lo antes posible".

Añade que si un opositor le gana a Nicolás Maduro en las elecciones de abril se convertiría en "un jarrón chino" hasta enero del año siguiente. "Esto generaría un efecto político muy negativo porque tendrías un nuevo presidente sin facultades para actuar y un presidente derrotado que sigue en el poder".

El líder opositor del estado Bolívar destaca que otro inconveniente de
una elecciones adelantadas como la que pretende el chavismo sería la
capacidad de la ANC para utilizar los meses restantes antes de que el nuevo mandatario asuma el poder para anular el proceso electoral o forzar a otro organismo a complacer el capricho del chavismo, "como ya lo hicieron con las elecciones parlamentarias de Amazonas".
 

No se come el cuento

Valera resta importancia al anuncio del CNE que negó la posibilidad de
hacer unas mega elecciones, propuestas inicialmente por el constituyentista Diosdado Cabello y respaldadas por Nicolás Maduro.
"Ese no es más que un circo para decir que no controlan al CNE y que
es una institución autónoma".

Explica que montar una elección presidencial es más fácil porque se trata de un solo circuito electoral compuesto por toda la nación, pero cuando le sumas tres comicios parlamentarios añades una complejidad territorial difícil de sortear.

"La verdad es que este CNE no está preparado para brindar transparencia en unas presidenciales, ni a unas parlamentarias, ni en ningún tipo de comicio".