Smolansky: Maduro emula los métodos represivos de la dictadura de Pinochet

El dirigente nacional de Voluntad Popular y alcalde del municipio El Hatillo, David Smolansky, respondió a las acusaciones hechas por Nicolás Maduro al asegurar que la represión del régimen no logrará evitar que la tolda naranja continué creyendo en #LaMejorVzla y siga luchando en todas las trincheras para lograr que todos los derechos sean para todas las personas. Asimismo, criticó la gestión que ha mantenido Tareck El Aissami desde que asumió la vicepresidencia.

“Nosotros en Voluntad Popular conocemos muy bien quién es Tareck El Aissami, sabemos que fue él quién orquestó el secuestro del alcalde Delson Guárate, fue él quien saboteó durante años la gestión de Delson Guarate porque veía como lo opacaba y teme al liderazgo de Voluntad Popular. Dice Nicolás Maduro que Tareck El Aissami es el mejor Ministro de Interior que ha tenido Venezuela, pero entre delincuentes se entienden. Dijo que Voluntad Popular es un partido ilegal, antidemocrático y terrorista, déjeme decirle que Voluntad Popular es mucho más que una tarjeta electoral, que Voluntad Popular es mucho más que el color naranja. Voluntad Popular es un sentimiento que está presente en todas las parroquias del país, porque decimos sin pudor que queremos salir de Nicolás Maduro para gobernar, para que haya libertades garantizadas y se respeten los derechos de todos los venezolanos. A eso vamos nosotros e independientemente de sus amenazas nosotros no vamos a retroceder ni un centímetro en nuestras convicciones, en nuestros ideales y nunca abandonaremos a #LaMejorVzla”.

Smolansky destacó que la renovada represión en la primera quincena del 2017 no ha sido una sorpresa para la Unidad Democrática y Voluntad Popular, en ese sentido, destacó que la detención arbitraria del diputado Gilber Caro demuestra una vez más que la tolda naranja tenía la razón cuando argumentaba que los venezolanos enfrentan a una dictadura, con formas de actuar similares a la que tuvo Augusto Pinochet en Chile.

“La primera quincena del año 2017 no ha sido ninguna sorpresa para nosotros, sino que ha confirmado lo que ya veníamos diciendo desde hace tiempo y es que Venezuela está en manos de un régimen cruel y dictatorial. El diputado Gilber Caro lleva más de 120 horas injustamente detenido sin que hayamos podido confirmar su localización exacta. Nicolás Maduro dice que a él no le importa la inmunidad parlamentaria y ha suscitado rechazo en todo el mundo, donde la inmunidad parlamentaria es un concepto que se respeta. Pero no contento con la violación de los Derechos Humanos del diputado Gilber Caro detuvieron también a Steyci Escalona, dirigente de Voluntad Popular que como millones de venezolanos tuvo que abandonar el país por razones ajenas a su voluntad. Ustedes que tanto hablan de la derecha han copiado al carbón lo que hacía la dictadura de Augusto Pinochet en Chile, desaparecer, encarcelar a la oposición y sembrar explosivos”.

Por esa razón, el dirigente progresista invitó a todos los venezolanos a unirse a la convocatoria hecha por la Unidad Democrática para que el futuro 23 de Enero se dé el paso definitivo y reinstaurar la democracia en Venezuela. “Reivindiquemos el 23 de Enero, hagamos grande esa fecha que marcó el final de la dictadura, de un dictador que se atrevió a ilegalizar a varios partidos y que no pudo evitar que la democracia volviera a Venezuela. Pueden ilegalizar a Voluntad Popular, pero no podrán detenernos porque somos un sentimiento que está en el corazón de millones de venezolanos. Millones de venezolanos que quieren el cambio y que hoy invitamos a ser protagonistas”, puntualizó.