Salanova: El Gobierno no puede justificar que no hay vacunas en Venezuela

La vicepresidenta de la Comisión Permanente de Familia de la Asamblea Nacional, diputada Karín Salanova, asegura que la situación en Venezuela en materia de salud se está complicando cada día más y así lo deja en clara evidencia instituciones internacionales, quienes están asombrados por las alertas epidemiológicas que se han reportado en el país y no han sido atacadas por la escasez de medicamentos.

Salanova recordó que la  Organización Mundial de la Salud,  informó a principios de marzo, la presencia de casos de sarampión y en Venezuela se concentra el 80 por ciento de los 199 casos confirmados y notificados en nueve naciones. "Lo impresionante es que no se combate porque no hay vacunas, el Gobierno no se ocupa en buscar soluciones y permite que se propaguen las enfermedades, cómo es posible que existan recursos para políticas electoreras y no se destine el dinero para atender las verdaderas necesidades del pueblo".

En ese sentido, agradeció a los países fronterizos por ayudar con la vacunación de "nuestros hermanos que han salido del país. El mundo está siendo testigo de como autoridades venezolanas se han negado en a aceptar que estamos frente a una crisis y lo peor, le han negado a las personas a recibir ayuda cuando el Estado claramente no tiene capacidad de solventar, le temen a que se abra un canal humanitario porque quedarán expuestos las irregularidades cometidas".

Rechazó que para el momento el Ministerio de Salud no ha dado información acerca del incremento de enfermedades en los estados venezolanos. "Las epidemias que habían sido erradicadas han reaparecido porque el Gobierno no ha cumplido con los planes de prevención y menos con las acciones para frenar, es por ello que los brotes van en constante aumento".

La parlamentaria Karín Salanova, participó que se encuentra trabajando con un grupo de organizaciones no gubernamentales, con el fin de conocer cifras cercanas a la problemática que está enfrentando el pueblo venezolano respecto al tema y resaltó que la Unicef establece 'Derechos de la niñez en emergencia y Desastres y define una emergencia: es una situación inesperada que afecta la vida, el bienestar y la dignidad de una población. Entendamos que las personas que están inmersas en esta situación son sujetos de derechos y No caridad. Todo niño entre los 6 meses y 15 años deben recibir la vacuna contra el sarampión. Además de las vacunas se deben asegurar la capacitación y recursos básicos para la vacunación (equipos de refrigeración y suplementos de vitamina A, cuando sea necesario)'. "El gobierno está siendo la mano ejecutora de la muerte de nuestros niños a quienes no se les brinda el derecho a la salud".