Reservas internacionales en su nivel más bajo en últimos 13 años

Según cifras del BCV  entre enero-junio el montó de las reservas internacionales de Venezuela se ubica en apenas 12 mil 204 millones de dólares, lo que marcó un descenso del 25,26%, unos 4 mil 126 millones de dólares. Esta cifra representa el nivel mas bajo de las reservas en los últimos 13 años.

El descenso mensual registrado durante los primeros seis meses del 2016 es de entre 250 millones y 1,8 millardos de dólares, siendo el mes de mayor caída Febrero con $ 1.885 millones en 29 días, pues se pasó de $ 15.473 millones a un mínimo de $ 13.588 millones”, según explicó el economista Joaquín Suárez, al diario Panorama.

El experto recalcó que es urgente la diversificación de las fuentes que generan divisas al país "porque de no ser así su situación financiera se verá muy comprometida".

"Lo único que puede revertir esta tendencia (de caída de las reservas) es que los precios del petróleo sigan subiendo, que se concreten nuevas ventas de oro o que se reciban los $ 5 mil millones que prometió China en calidad de préstamo”.

Recientemente, Bank of América alertó con respecto a la baja en las reservas. Enfatizó la entidad que su acelerado descenso, en ausencia de medidas de largo plazo, “aumentan las probabilidades de un default” durante los próximos años.

Por su parte Gerver Torres, economista y exdirectivo del FMI, aseguró que sin “auxilio internacional” es poco probable que las reservas venezolanas se recuperen en el corto o mediano plazo.

Aseguró que el país "tiene hoy reservas internacionales similares o por debajo de Bolivia (unos 12.780 millones hasta febrero pasado, según el BCB)", hecho que calificó como increíble, siendo ese uno de los países más pobres de Latinoamérica.

La semana pasada, datos de la Administración Federal de Aduanas de Suiza revelaron que Venezuela envió, en el primer trimestre de 2016, cerca de 60 toneladas métricas de oro a Suiza, un centro importante de refinación.

Se conoció que el país redujo sus reservas de oro 16% en el primer trimestre, tras una caída del 245% en 2015, según muestran datos del FMI. Actualmente, la mayor parte de las reservas internacionales del país corresponde a “barras de oro” y una porción baja en efectivo (divisas), que permitiría pagar deuda de inmediato si fuera el caso.

Al respecto Suárez indicó que “el Gobierno está recurriendo con más frecuencia a la venta de su metal amarillo para contar con más dólares en efectivo y así evitar que las reservas se desplomen o desciendan por debajo de los 10.000 millones de dólares en los próximos dos meses". 

"El poco dinero que queda en las bóvedas del BCV es para para pagar la deuda externa y el resto de compromisos financieros que quedan pendientes para el segundo semestre (...) cuya cifra ronda los 4 mil millones de dólares”.

En mayo pasado, el vicepresidente para el Área Económica, Miguel Pérez Abad, garantizó que la Nación "no entrará en default (...)" e informó que el Ejecutivo continuará haciendo uso de sus reservas internacionales para “poder cumplir con los compromisos”.

globovision.com