Regresan los apagones sin explicación a Carabobo

El concejal del municipio Valencia, Manuel Molina denunció que en la última semana se han producido más de 50 apagones en diferentes comunidades lo que además ha afectado servicios como el agua, internet y servicio de televisión por cable.

Destacó que en zonas como el norte de Valencia, estos apagones se producen hasta en 3 oportunidades por días y en ocasiones duran de 3 a 5 horas por cada oportunidad. “Hay sectores como El Parral, El Trigal, Los Mangos, Los Nísperos, Agua Blanca donde el servicio es interrumpido  a primeras horas de la mañana, durante la tarde y luego nuevamente en la noche, ya quienes allí viven no saben que hacen para obtener solución a ese mal servicio de Corpoelec”.

El concejal de la Unidad, reiteró que los apagones causan daños en los electrodomésticos de los ciudadanos, así como afectan otros servicios, ya que colapsan los semáforos en la ciudad, generando pérdidas al municipio, y colas y caos en las horas más transitadas. “Cuando se va la luz en algún sector como la Avenida Bolívar dejan de funcionar semáforos, lo hemos visto mucho esta semana, y eso genera además de colas y congestionamientos, hasta accidentes, es algo que no puede continuar”.

Igualmente se refirió al sector comercio de Valencia, ya muy afectado por la crisis económica, y a esto se le suma que apagones le generan más pérdidas porque muchos no pueden usar los puntos de venta, medio mayoritario actualmente para el pago de bienes y servicios, ante la falta de liquidez monetaria que vive Venezuela. 

El concejal Molina hizo un llamado a Corpoelec a explicar y presentar un verdadero plan de contingencia, pues solo informan que se tratan de fallas  “puntuales”,  y su supuesta reparación, pero los apagones continúan y la gente se cansó de vivir en esas condiciones deplorables de escasez de alimentos, medicinas, seguridad y también la comodidad en su hogar al no tener ni electricidad. “Por ejemplo el día lunes 05 de diciembre hubo sectores de Valencia con hasta 12 horas sin servicio eléctrico, eso no permite a los comercios trabajar y a las personas llevar su rutina diaria”.

Ya es una situación que a todas luces atenta contra la calidad de vida de nuestros ciudadanos, no es solo la escasez de alimentos y medicinas, ahora también colas para surtir gasolina y el regreso de los apagones, lo que demuestra que el modelo actual colapsó y urge un cambio”. Finalizó el concejal Molina.