Realizan remodelación del estanque de las toninas en el Acuario Valencia

La Alcaldía de Valencia inició los trabajos de remodelación del estanque principal, conocido como "piscina", que funciona de hábitat para las queridas toninas, Dalila y Zeus, del Acuario de Valencia.

El Médico Veterinario Bruno Álvarez, Presidente del Acuario, explicó que antes de iniciar la obra, las toninas Dalila y Zeus fueron pasadas a otro estanque más pequeño (de 310 m3), el cual también fue remodelado a principios de este año. “Estamos garantizando la tranquilidad de nuestras queridas toninas,  mientras se realizan estas importantes remodelaciones que servirán para que ellas estén aun mejor cuidadas”.

Los actuales trabajos de remodelación tienen un monto de inversión estimado en Bs 25 millones, y consiste en la demolición total de la antigua cerámica de paredes y piso -la cual ya tenía superficie rugosa-, el vaciado de concreto con aditivo en el piso para generarle pendiente hacia la tanquilla, la colocación de curvas sanitarias en todos los vértices, frisos hidrófugos y recubrimiento epóxico de toda la superficie; para garantizar así que la labor que realizan los filtros de agua del sistema de soporte de vida, no se pierda en el interior del estanque con la proliferación de microorganismos.

Además, también se logró la sustitución de la tubería de hierro que surtía de agua el estanque de las toninas. “Esa tubería ya tenía casi 40 años de vida, por lo cual tendía a liberar esquirlas que en el pasado afectaron la salud de estos cetáceos de agua dulce, actualmente no sólo se reemplazó por tubería de plástico de mayor durabilidad y más inocua, sino que además se colocó de tal manera que la misma no resalte en el interior del estanque, para evitar que los animales tengan la posibilidad de lastimarse jugando con ella”.

Los trabajos se vienen realizando de forma continua, incluso con labores los días domingos, a fin de culminarlos en el menor tiempo posible y así nuevamente tener a Dalila y Zeus en su estanque y los valencianos puedan volver a ver sus entrenamientos.