ONG europea emite alerta por amenazas contra el diputado Julio Rivas

Ante las constantes amenazas que recibe el diputado Julio César Rivas por parte de diferentes funcionarios y políticos del PSUV en Carabobo, la ONG Civil Rights Defenders (Defensores de Derechos Civiles) organización experta independiente, fundada en Estocolmo, Suecia, alertaron sobre la preocupación de la situación actual del legislador y del país.

La Organización No Gubernamental, informó que han recibido información de su socio venezolano Foro Penal, sobre el caso del diputado Julio Rivas, uno de los principales defensores de los derechos humanos en el estado de Carabobo, quien recibe constantes amenazas de funcionarios de la Policía de Carabobo, medios de comunicación locales e incluso del gobernador de la región, Francisco Ameliach.

“Estamos muy preocupados por las amenazas que Julio Rivas recibe continuamente tras su labor diaria de los derechos humanos. Si Venezuela quiere tener una solución pacífica de la crisis actual, el gobierno también tiene que respetar y proteger el trabajo de los defensores de los derechos humanos”, dijo Erik Jennische, director del Programa para América Latina de defensores de los derechos civiles.

Civil Rights Defenders dio a conocer en su país que tras la ola de disturbios y saqueos en tiendas, fábricas, almacenes y supermercados ubicados en Valencia, las autoridades regionales han acusado de estos hechos a las personas que están en contra del Gobierno como responsables de la situación. La ONG aclaró que una delegación de defensores de los derechos civiles visitó Valencia en 2016, y describieron que desde ese entonces la situación era muy tensa.

Julio César Rivas es un joven político residenciado en Valencia y presidente fundador de JAVU (Juventud Activa Venezuela Unida), organización que con frecuencia participa en las manifestaciones contra el gobierno de turno actual. Rivas afirmó el pasado mes de abril que “todos los funcionarios que intervinieron en los casos donde jóvenes fueron atacados con balas, deben ser llevados ante la justicia por crímenes contra la humanidad, pues no hay excusa puede eximir de la responsabilidad que llevan sobre sus hombros”.

El diputado Rivas es miembro designado en la Comisión de Seguridad y Derechos Humanos del Consejo Legislativo del Estado Carabobo, y también fue uno de los primeros presos políticos durante el régimen bajo el gobierno del Presidente Hugo Chávez. También ha participado en varias huelgas de hambre que han conducido a la liberación de otros presos políticos y ha recibido el Premio de Noruega Lindebrække para los Derechos Humanos y la Democracia.

La ONG sostuvo que Venezuela se encuentra actualmente en una profunda crisis. Las políticas económicas populistas han acabado el mercado industrial y agrícola, motivo por el cual empresas internacionales han detenido las inversiones adicionales en el país. La caída de los precios del petróleo, un producto del cual se basa en gran medida la economía, ha causado un mayor deterioro en este ámbito, y lo que es peor, escasez de artículos de primera necesidad, como alimentos y medicinas. 

Continuando con una corrupción endémica, las restricciones a la gestión de las importaciones y el mal ha dejado al país con una deuda enorme. El Fondo Monetario Internacional ha estimado que antes de que finalice el año la tasa de inflación venezolana será de más de 700%.

El pronunciamiento de la ONG Civil Rights Defenders, se suma a la preocupación de la Organización de Estados Americanos (OEA) y El Vaticano por las constantes amenazas y el hostigamiento que recibe el diputado Julio César Rivas.