Naguanagua Ciudad Museo incorporó nueva obra

La obra “Mi espíritu en el paisaje”, del fallecido pintor y escultor carabobeño, Jorge Zerep, fue incorporada este martes en horas de la mañana al programa Naguanagua Ciudad Museo.

El alcalde, Alejandro Feo La Cruz, asistió a la inauguración de la obra que fue instalada en el Paseo La Paz del sector La Granja, acompañado por la primera dama del municipio, Malimai Montoya de Feo La Cruz; por Mireya de Pérez y Gabriela Pérez, viuda e hija del autor, y por un grupo personalidades, autoridades y vecinos.

Zerep el niño

Al inicio del acto protocolar la hija del artista agradeció al mandatario la oportunidad de sumar una obra de su padre a la colección del reconocido programa que ya es referencia para otros municipios carabobeños y de otras regiones del país.

“Desde muy niño mi padre amó esta ciudad y soñó con convertir el hierro en alas. En un intento de atrapar el vuelo vino al mundo a enseñarnos una cosa: el hierro vuela”, expresó visiblemente emocionada.

En medio de su participación Gabriela Pérez, comentó que por voluntad de alcalde Feo La Cruz, de los miembros de la Cámara Municipal y de los miembros de la fundación para la cultura del municipio, Zerep retornó para siembre a esta ciudad donde nació.

“Zerep sigue volando entre los árboles, en la inmortalidad  de un río de hierro con su obra enmarcada en el aire y a la vez hija de su tierra. Gracias señor alcalde, en nombre de los familiares y amigos de Zerep, por la oportunidad de volar eternamente entre de los árboles en busca de luz y del cielo de Naguanagua, acá donde el universo de los sueños se vuelve nube entre las manos”, culminó.

Sueño hecho realidad

El alcalde Alejandro Feo La Cruz, no ocultó su satisfacción por la incorporación de esta nueva escultura al programa Naguanagua Ciudad Museo, de un artista al que recordó como uno de los primeros colaboradores del programa y vecino del municipio.

“Zerep hizo un diseño para que su obra estuviese en la colección. Lamentablemente por muchas razones no habíamos podido hacer realidad ese sueño de Zerep”.

Naguanagua Ciudad Mueso, según explicó el alcalde, minutos después de inaugurada la obra, es una forma de democratizar la cultura, para que ésta no sea un monopolio de quienes puedan viajar y pagar la entrada a un museo, sino que cualquier niño pueda pasear por las calles disfrutando de una colección escultórica.

Además, también permite a las comunidades recuperar el sentido de pertenencia, transitar por la vías y ver cosas que llenen el espíritu, fortalezcan el ánimo para vencer las dificultades.

“Lo importantes de esta colección es que la hemos reunido gracias a la generosidad de los artistas, y el apoyo de patrocinantes y empresarios, lo que hace que la inversión del presupuesto municipal sea muy baja en comparación al beneficio que le damos a la comunidad y al patrimonio artístico que pasa a ser parte del municipio”, subrayó.

Luego de cuatro añosEl Naguanagua Ciudad Museo ya suma ocho piezas en su muestra: Caribeña (Rafael Martínez), Vertical (Luis Millé), Homenaje a Nuestra Señora (Wladimir Zabaleta), Flotantes y Traumatologi  (Carlos Rojas),  El Beso y El Perro Azul (José Moreno), y Mi espíritu en el paisaje (Jorge Zerep)

A estas obras se añaden la rehabilitación de sitos históricos ubicados en el municipio, como el monumento al Coronel Atanasio Girardot, la Casa Parroquial del Padre Seijas y la Capilla Colonial.

Feo La Cruz adelantó, que cuentan con un diseño del artista carabobeño, Carlos Zerpa, y ya adelantaron conversaciones con Armando Pérez y con la familia de Oswaldo Vigas.

“Hay una motivación de los artistas y los familiares de los artistas, porque entendieron el sentido y el principio del programa, que se fortalece en la solidaridad”, finalizó.