MUD Zulia rechazó intervención arbitraria de Polimaracaibo

El coordinador ejecutivo de la Mesa de la Unidad en el estado Zulia, Rafael Ramírez, calificó como política la intervención de la Policía del Municipio Maracaibo, al mismo tiempo que en el nombre de los partidos que conforman esta coalición, manifestó su respaldo a la Alcaldesa Eveling de Rosales y a los funcionarios del cuerpo de seguridad.

Aseguró que esta medida es un abuso en las funciones del Gobierno Central que busca controlar las instituciones públicas en manos de la alternativa democrática de cualquier manera. “No solo es una intervención más a un organismo donde se pretendan tomar medidas de control o ajuste, es una intervención con características políticas, ya que este cuerpo policial había aprobado todas las evaluaciones, ajustado a derecho con su funcionamiento”, aseguró.

Ramírez enfatizó que “Esto es un avance del centralismo, que donde no gana con votos (…) pretenden intervenirlo de alguna manera con procedimientos administrativos, destituciones de alcaldes, procedimientos judiciales o cualquier tipo de abuso institucional que le permita tener el control de ese espacio político que no gobiernan porque no tienen los votos”.

Rafael Ramírez en nombre de la Mesa de la Unidad en la entidad, responsabilizó al Gobernador por quitarles a los marabinos una policía que le presta apoyo a todos los cuerpos de seguridad. “Hoy por hoy la seguridad de los marabinos depende y está bajo la responsabilidad del señor Gobernador del estado Zulia, Arias Cárdenas, quien es el principal garante de esta política de seguridad pero quien también es el principal artífice de esta intervención”, destacó.

“Pedimos que se cumpla con la ley y se dé el debido derecho y que todas las partes se puedan defender, no es posible que una institución como la policía de Maracaibo que ha sido ejemplo para otras policías en el país, sea vilipendiada de esta manera por un ataque político que debería discutirse en las urnas electorales”, sostuvo Ramírez.

Agregó que otros cuerpos de seguridad han incurrido en delitos en el borde fronterizo colombo venezolano con la extracción de combustible y alimentos, y hasta la fecha a estos organismos no se le abren estos procedimientos de intervención.

Exigió al Gobierno Nacional una investigación profunda en las ciudades donde se han incrementado los índices de inseguridad.

“La semana pasada murió en Táchira un niño en manos de un funcionario de la Policía Nacional Bolivariana y no hay nadie destituido de los altos rangos por esta irregularidad, una policía creada por ellos para velar por el pueblo y ni siquiera el director de este cuerpo es investigado”, opinó.