María Teresa Morín: Desobediencia civil es un derecho legítimo

La coordinadora de Vente en el municipio Valencia, María Teresa Morín, aseguró que tras 52 días de resistencia legítima y pacífica contra la dictadura de Nicolás Maduro Moros, los venezolanos izan la bandera del artículo 350 de la constitución, como legítimo derecho para asumir su deber histórico en la recuperación de la democracia y la restitución de la República. 

“Hoy los venezolanos están dando una lección de verdadero espíritu democrático y compromiso con la reconstrucción de la República civil.  Luego de más de 52 días de resistencia contra la infame bota militar que pretende imponerse a la voluntad de cambio de la mayoría de los venezolanos, nos encontramos con una ciudadanía que se ha declarado en desobediencia contra un régimen que se aferra al terror y al miedo como último recurso de vida”,  dijo Morín.  

Destacó que la desobediencia civil es un derecho constitucional de todos los ciudadanos, que se hace legítima cuando el régimen instaurado desconoce los más elementales preceptos de la democracia y viola constantemente los derechos políticos y civiles de los venezolanos.  

Agregó que estos 52 días de resistencia han acorralado a un régimen que se está quedando sin dinero, apoyo y sobre todo, sin ningún tipo de carta bajo la manga para chantajear a la comunidad internacional. 

“La dictadura de Maduro no solamente asesina con hambre, crisis, caos y abusos de poder, sino que despojó a los venezolanos de todos sus derechos políticos. Hoy no tenemos elecciones, no tenemos poderes independientes,  no tenemos garantías democráticas y por el contrario tenemos más de un centenar de presos políticos y más de 50 valientes asesinados, mientras ejercían su derecho a la protesta pacífica”, lamentó.

María Teresa Morín indicó que la línea política de Vente Venezuela es la lucha pacífica en la calle, para avanzar luego a un gobierno de reconstrucción nacional, que invoque el concurso de los mejores esfuerzos de cada uno de los venezolanos, incluso me aquellos que creyeron en el socialismo, para reconstruir la República y avanzar hacia la verdadera prosperidad. 

“Ni con armas, ni cárcel, ni muerte, podrán arrebatarnos nuestra dignidad y nuestro derecho a luchar por un Venezuela libre, próspera y reconciliada”,  sostuvo.