Los granates se encaminan a una temporada histórica

Luego del gran Torneo Apertura 2017 realizado por Carabobo Fútbol Club, dónde los granates se erigieron como uno de los conjuntos más imponentes de la presente temporada, el equipo comandado por el estratega boliviano, Julio César Baldivieso, no pierde empuje en el Torneo Clausura 2017 y se perfila como uno de los equipos más dominantes en los últimos años.

Tras la reciente victoria en el Derbi de la Autopista Regional del Centro y el empate ante Estudiantes de Mérida, los granates se aseguraron con mucha antelación participar en una nueva competencia internacional luego de dominar durante gran parte del torneo la tabla acumulada, llegando a las 62 unidades, con un exorbitante registro ofensivo de 58 goles y 19 tantos encajados, siendo el líder absoluto de ambos renglones durante toda la temporada 2017, colocando al equipo industrial a tan solo dos puntos de asegurarse una nueva clasificación a la Conmebol Libertadores Bridgestone.

Una máquina para romper estadísticas

Asimismo, sumando el diferencial de goles de los tres perseguidores más cercanos por la acumulada que son Deportivo Táchira con +17, Caracas FC con +12 y Mineros de Guayana con +8 da como resultado +37, quedando entre los tres por debajo del equipo que lidera por ocho puntos de ventaja la tabla general y posee un diferencial de goles de +39 en su haber, que adicionalmente solo necesita una victoria más para asegurarse su participación en la próxima Liguilla.

A pesar de padecer una importante cantidad de bajas para este semestre, el cuerpo técnico de la Vinotinto Regional, a la cabeza de Baldivieso, ha encontrado la manera de planificar el torneo en base a un grupo que compagina experiencia y juventud, viéndose ejemplificado en la selección nacional absoluta y Sub 20, con la convocatoria de Juan Colina a las últimas dos jornadas de eliminatorias mundialistas, y las de Carlos Ramos, José Bandez, Christopher Montaña y Adrián El Charani para los módulos de la Vinotinto Sub 20.

Además, el combinado carabobeño se ha convertido en el mejor visitante del certamen logrando registrar unidades en 14 partidos como foráneo, con nueve victorias, cinco empates y tan solo tres derrotas. Sin embargo, el “Gigante de Bolívar” también se ha convertido en un fortín para el equipo del “Emperador”, consiguiendo como local 15 partidos sin perder, en este caso solo cayendo en dos ocasiones, obteniendo 10 conquistas y cinco empates.

Uno de los hitos más importantes para el club, es el de mantenerse luchando en ambas competiciones del presente semestre como lo son la Copa Venezuela y el Torneo Clausura 2017, en la que el granate ya superó la instancia en la que quedó eliminado la temporada pasada cuando cayeron ante Yaracuyanos FC en la primera ronda, mientras que en el presente copero la Vinotinto Regional, lucha por acceder a la Semifinal, siendo el único equipo que disputó las instancias finales de la Liguilla, que se mantiene luchando por ganar la copa.

Uno de los aspectos que han resaltado la efectividad del elenco que hace vida en Valencia en este Clausura, es el de romper los rayos de la rueda y acabar con rachas importantes como las de Deportivo Lara, quién se mantuvo invicto durante 11 partidos por todas las competiciones y cayó 1-0 por Copa Venezuela en Valencia y después perdió su seguidilla de 10 partidos sin perder por Liga con una goleada 0-3 en Cabudare. El más reciente hito obtenido se logró en la última victoria como visitante, por el Derbi de la ARC, cuando los dirigidos por Baldivieso ganaron por tercera vez en la temporada el clásico regional, ante el Aragua FC, acabando con el invicto de 18 partidos como local que poseía el Estadio Olímpico Hermanos Ghersi Páez desde el 5 de febrero de este año.

“En la vida misma no hay otro secreto que el trabajo”

El arquitecto de este proyecto, que se perfila sea de las mejores temporadas de la institución, Julio César Baldivieso, habló sobre las claves que han posicionado a Carabobo Fútbol Club, como el equipo que mejor juega al fútbol en el país y que demuestra partido a partido que no importa el rival o los jugadores que defiendan la camiseta granate en el terreno de juego, la esencia siempre será la misma, la de dejar el alma en el campo.

“Obviamente no son los mismos futbolistas, pero sí, que el equipo viene jugando muy bien y esto es simplemente y llanamente mérito de ellos, los jugadores que día a día tienen una pelea muy leal entre ellos, que luchan al límite, qué tienen sueños, tienen objetivos y eso es lo más importante que hay”, afirmó el ex seleccionador nacional de Bolivia, sobre la clave para mantener el buen ritmo de competencia, ante la diferencia de plantillas durante lo largo de la temporada.

Con respecto a uno de los factores importantes que mantiene en excelente momento al plantel, Baldivieso comentó que “siempre el trabajo en equipo es importante, yo no me voy a colocar nunca en el protagonismo de esto, los protagonistas son los futbolistas, muy agradecido hacia ellos, estamos muy tranquilos trabajando, tenemos una gran responsabilidad con el equipo y con la hinchada que es lo más importante, trataremos de seguirles dando alegrías, sabemos que el torneo va a ser complicado, serán duros los partidos que nos quedan, pero confiamos mucho en todo el trabajo y capacidad de nuestros futbolistas”.

El cuerpo técnico industrial, se ha caracterizado por realizar una gran rotación durante lo largo de la temporada, brindándole oportunidades a una gran cantidad de jugadores jóvenes que han respondido de la mejor manera en el campo de juego debido a la alta competencia. “Yo considero que cuando tienes una plantilla de 25 o 27 futbolistas que tienen contrato profesional todos tienen que tener la misma oportunidad, trato que todos se sientan importantes, que todos sean útiles al equipo, que se sientan cómodos y ellos saben que en cualquier momento pueden jugar y así lo estoy demostrando, le hemos dado la oportunidad a mucha gente joven y eso me llena de satisfacción, saber que tienen oportunidades y que me están rindiendo bien ante todo”,subrayó el estratega que llegó a finales del año pasado para afrontar su primera etapa como entrenador de clubes fuera de su país.

Asimismo, uno de los aspectos resaltantes del proceso comandado por el mundialista boliviano, es que a pesar de ser su primera pasantía en tierras foráneas su equipo de trabajo se ha adaptado de forma espectacular, siendo el único cuerpo técnico extranjero que se encuentra luchando por liderar los tres frentes. “Trabajo, trabajo y nada más que trabajo, yo creo que en la vida misma no hay otro secreto que el trabajo, estoy muy contento, agradecido con todos los futbolistas, agradecido con el presidente, la dirigencia, presidente, a todos, a los utileros y a los fisioterapeutas, a todos los que trabajamos día a día desde muy temprano en la mañana, creo que es importante el equipo de trabajo que hemos logrado formar, entonces Dios y la Virgen permita que podamos culminar con algo importante en este campeonato” enfatizó el entrenador, que además añadió “yo soy de los técnicos que nunca ofrezco títulos ni mucho menos, ofrezco trabajo y honestidad, gracias a Dios y la Virgen me siempre me ha ido bien así, esperemos culminar muy bien este torneo”.

Sobre la clave para encarar esta parte final del campeonato, el estratega boliviano recalcó, que el grupo afronta los próximos retos objetivo por objetivo, y que no piensa en ambas competiciones (Clausura y Copa Venezuela) como algo separado, sino que en su mente solo piensa en el siguiente rival.

Además, destacó que esta gran temporada no sería posible sin la planificación que realizan día a día junto con su ayudante de campo paraguayo, Francisco Argüello, el preparador de porteros venezolano Deusdedit Caguana y el trabajo físico del chileno Cristóbal Rivas es algo más que importante, por lo que se siente muy agradecido con todos, pero que a pesar de este gran momento por el que pasa la institución, aún no han logrado nada porque “hay que ir a paso firme, pisar tierra, porque de aquí en más todos los partidos son finales para nosotros y trataremos de jugarlo de esa manera”, aseguró.

Por su parte, Baldivieso confesó que el legado que deja esta primera temporada en el fútbol venezolano y en Carabobo FC, es “sobre todo trabajo y la gente joven, más allá de que se pueda lograr o no este torneo, creo que Carabobo tiene jugadores jóvenes para un buen trayecto futbolístico en la vida misma del club, los jóvenes se sienten felices de estar ahí, tienen que aprovechar su oportunidad, y mientras pueda y yo este, tratare de darle las oportunidades a los que tengan las condiciones y el hambre de gloria, el hambre de triunfo que tiene que tener un futbolista siempre, ese de tratar de ser figura cada partidos y ganar la mayor cantidad de encuentro que se pueda, eso es lo que necesitamos nosotros, esa mentalidad y gracias a Dios la estamos encontrando”.

Para concluir, el entrenador oriundo de Cochabamba tuvo palabras de agradecimiento para con todos los que le han permitido vivir a él y su equipo de trabajo esta experiencia en tierras venezolana.“Estamos muy contentos, muy felices, en lo particular muy agradecido con la gente venezolana, con el hincha de Carabobo, a la gente del fútbol, porque vine con la intención de triunfar, no vine por lo económico, sino con la intención de mostrar mi trabajo por lo que estoy muy agradecido con la institución y los directivos que me han dado la oportunidad de dirigir, porque creo que no hay mejor recomendación que el trabajo, pero obviamente los protagonistas directos son los futbolistas a los que le tengo un agradecimiento enorme”, finalizó el “Emperador” granate, que llegó a Venezuela para conquistar la división de oro de nuestro balompié con un fútbol vistoso, contundente y sobre todo lleno de una gran carga de trabajo, humildad y sed de gloria que encaminan a Carabobo FC a una de sus mejores temporadas en la historia.