Lluvias e improvisación hicieron estragos en Puerto Cabello

“Nuevamente la improvisación y la falta de previsión oficial hace estragos en la ciudad de Puerto Cabello,  luego de las precipitaciones ocurridas en el municipio durante la tarde de este sábado”,  afirmó mediante  nota de prensa  la diputada de la Asamblea Nacional, Deyalitza Aray.

La parlamentaria recalcó que es inaceptable que siempre tengan que ocurrir estas situaciones para que las autoridades competentes nacionales, regionales y municipales, asuman la responsabilidad de atender a la población, y terminen siendo los vecinos, como ocurre en Rancho Grande y el Casco Histórico,  los que solventen sus propias tragedias.

“Desde hace semanas las lluvias vienen afectando distintas zonas del país, en Carabobo en especial se han producido precipitaciones en Puerto Cabello, sin embargo las autoridades locales consientes del daño que tenían las bombas de achique, y la falta de cuadrillas permanentes de mantenimiento, ignoraron el hecho de limpiar los canales para evitar que las lluvias colapsaran y se desbordaran los drenajes” señaló Aray.

La diputada por el partido Proyecto Venezuela, destacó que el gobierno debió invertir el presupuesto en el mantenimiento de alcantarillados y drenajes, y no en estructuras y complejos inconclusos.

“El único plan de rehabilitación y mantenimiento de canales y drenajes que tuvo efectivamente Puerto Cabello, se hizo en el gobierno de Henrique Salas Romer y Henrique Fernando Salas, con recursos del IPAPC, apoyados con la siempre recordada Operación Alegría", subrayó la dirigente del partido del sol.

Luego de un recorrido por los sectores afectados, Deyalitza Aray, acompañada de la concejal Migdalia Rodriguez, hizo un llamado a las autoridades regionales y municipales,  para que dejen las improvisaciones y finalmente activen los planes de mantenimiento que brillan por su ausencia, en ésta, la segunda ciudad más importante del estado Carabobo.

Fotoleyenda sugerida: Vecinos de Rancho Grande limpian sus calles, luego de las fuertes lluvias que desbordaron drenajes e inundaron varios puntos de la ciudad.