José Hernández: Gobierno Nacional tiene a los estudiantes pasando hambre

Estudiantes de las sedes de Aragua de la Universidad Central de Venezuela, UPEL y de la Universidad de Carabobo, denunciaron que a la fecha, aún no han recibido el aumento a 8.000 bs de las becas educativas que en el mes de mayo anunció el presidente Nicolás Maduro en el marco de un recibimiento de una marcha de estudiantes “revolucionarios” que llegó a Miraflores.

Así lo hizo público el representante principal estudiantil ante el Consejo de Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad Central de Venezuela, José Hernández, quien recordó que al día de hoy los estudiantes de todas las universidades del país aun cobran becas de sólo 2.000 bs.

Asimismo, hicieron un llamado a la sociedad civil aragüeña a que se sumen este sábado 9 de julio a la “Marcha de las ollas vacías”, la cual contará con la presencia del sector estudiantil y partirá desde el Farmatodo de Los Samanes, en Maracay, a las 9 de la mañana, para, en palabras de Hernández, caminar por distintos sectores populares junto a la colectividad, motivados a la crisis que embarga a todos los sectores del país.

“Dos mil bolívares mensuales para un estudiante no significan nada, ni para poder mantenerse a diario dentro de la universidad, ya que un almuerzo en cualquier cafetín dentro o fuera de la institución tiene un valor de 2000 ó 2400 bs y un desayuno o una cena no está por debajo de 1000 bs cada uno, entonces esa beca para lo que si alcanza es para que el estudiante pase hambre porque sólo comería un almuerzo cada 30 días”, enfatizó José Hernández.

En ese sentido, el representante estudiantil de la UCV, acompañado de alumnos de varias casas de estudio, recordó que la situación de crisis que viven los estudiantes es general, denunciando también que el servicio de almuerzo sólo funcionan en pocas instituciones y en otras los comedores están totalmente paralizados, “resultando muy cuesta arriba para los estudiantes aragüeños y de todo el país, poder comer y mantenernos dentro de las casas de estudio”.

Informó que el índice de deserción ha aumentado significativamente, así como ha disminuido la asistencia de alumnos a clases, por ello, hizo junto a sus compañeros un llamado al Gobierno Nacional a que atienda urgentemente estas necesidades del estudiantado y a su vez, aprovechó para denunciar la presunta persecución que "viven los alumnos y dirigentes estudiantiles de las diversas casas de estudio".

“Se tiene información que a la fecha, por lo menos cinco dirigentes juveniles han sido detenidos por el Gobierno Nacional, debido a esto exigimos enfáticamente que cese la persecución y represión a los estudiantes universitarios, ya que la lucha que estamos dando es por nuestra reivindicación estudiantil, por nuestros derechos y por poder vivir en una Venezuela donde valga la pena salir a la calle a trabajar”, enfatizó el dirigente estudiantil.