Inician trabajos para corregir el hundimiento en la carretera Bejuma-Canoabo

La Gobernación de Carabobo y Alcaldía de Bejuma trabajan para reparar el hundimiento que se presentó en el sector Taburiente de la carretera Bejuma-Canoabo, según lo dio a conocer el alcalde Ramón Alberto Rodríguez Núñez, luego de visitar el lugar en compañía de representantes de la Secretaría de Infraestructura del gobierno regional y de la empresa contratista.

Comentó el gobernante municipal que previamente se realizaron tres asambleas donde acudieron por la alcaldía, Julio César Rosales, funcionarios de la gobernación del estado, dirigentes de la comunidad de Canoabo, el director del núcleo Félix Adam de la Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez, Pedro Blanco; el representante del Centro de Estudiantes de esa casa de estudios, José Leal, el presidente de la Fundación para el desarrollo de Canoabo, Emilio Torrealba, en representación de los Consejos Comunales, Carlos Sanz, y el dirigente Javier Palencia, en nombre de los vecinos.

“Involucramos a la mayor cantidad de actores para acometer en tiempo record la solución definitiva de este megahueco, que pone en riesgo que se derrumbe la carretera e incomunique a la parroquia con Bejuma y demás poblaciones del eje occidental. Hubo la respuesta inmediata del Gobernador Francisco Ameliach Orta, a través del Director de Infraestructura, ingeniero Adrián Ruíz, quien envió personal técnico que inspeccionó en dos ocasiones la falla de terreno y pudo evaluar la gravedad del caso. Mientras que personal de la alcaldía limpió el área y colocó señalización de advertencia para evitar posibles accidentes”, acotó Rodríguez Núñez.

Advirtió el alcalde de Bejuma que desde el  jueves 9 de marzo se hizo el levantamiento topográfico para en lo inmediato comenzar con un trabajo que prevén será de gran envergadura por la profundidad del hundimiento, lo que implicará el cierre temporal de la vía para lo cual es importante que los habitantes de Canoabo y quienes tengan necesidad de ir a la parroquia tomen las debidas previsiones, pues esto implica que quienes viajen en trasporte público o privado tendrán que hacer trasbordo al llegar al lugar.

“Una vez más queda demostrado que el trabajo mancomunado entre gobierno regional, municipal y comunidad da buenos resultados, y beneficia grandemente a los vecinos y usuarios. Los problemas no tienen color político ni las emergencias piden carnet. En esta Venezuela del presente se impone que cada ente asuma sus responsabilidades y proceda a actuar en consecuencia”, finalizó.