Elimar Díaz: No sigamos creyendo en la llegada de un mesías

La diputada de la Asamblea Nacional fue la oradora de orden en los actos del XI aniversario de fundación de Un Nuevo Tiempo, realizados en el Concejo municipal de Maracaibo.

“No sigamos creyendo en la llegada de mesías, comencemos a creer de nuevo en los políticos y en las instituciones; sin partidos no hay democracia,  recordemos que sin partido y sin ser político llegó el creador de la destrucción de este país hace 20 años”, este fue parte del mensaje que la diputada de la Asamblea Nacional (AN), Elimar Díaz, dio a los asistentes del acto con motivo del XI Aniversario de Un Nuevo Tiempo.

Desde la cámara municipal de Maracaibo, la joven parlamentaria quien fungió como oradora de orden, reflexionó sobre el papel que a cada componente de la sociedad le toca asumir para enfrentar al régimen y ponerle final a la “peor crisis” por la que ha atravesado Venezuela en su historia contemporánea.

A decir de Díaz, es en unidad como se puede lograr el cambio, y esa unidad no es otra, que la simbiosis de la sociedad y los partidos políticos.

“Un Nuevo Tiempo nació para darle la cara a Venezuela y enfrentar la desidia en la que ha convertido este régimen a nuestra Venezuela, entonces tomemos cartas en el asunto. No sigamos con temores a las simplezas, salgamos a la calle a recuperar la esperanza del pueblo”.

Refirió que al igual que el 90% de los venezolanos, los políticos también “viven para sobrevivir”, siguen creyendo en Venezuela, en su gente y soñando que se puede construir una nación de progreso y bienestar para los ciudadanos sin distingo.

El acto estuvo presidido Carlos Armijo, presidente del Concejo municipal de la capital zuliana, además estuvieron presentes los concejales de dicho organismo, así como dirigentes de UNT y militantes de la tolda política.

A los jóvenes

Durante su discurso en la sesión especial de la cámara municipal de Maracaibo, la diputada de la AN, hizo una mención especial a los jóvenes para recordarles que tienen una “gran responsabilidad” en la lucha por un mejor país y por el cambio en él.

“Los jóvenes venezolanos no sólo somos dueños del futuro, si no que debemos construirlo, tenemos la fuerza y él ímpetu para luchar con fuerza por vivir mejor, para tener oportunidades, y sobre todo para recuperar la dignidad de ser joven”.

Asimismo dijo que entiende el actual éxodo por la falta de oportunidades, pues el deseo de toda madre o padre es darle sus hijos algo mejor que lo que ellos tuvieron, y ese también es el sueño de los que aún no son padres, sin embargo, cree y está convencida que “Venezuela es el mejor país”.

 

Finalmente la diputada del parlamento recordó a sus compañeros militantes del partido que UNT nació para hacer frente a la injusticia y este “régimen nefasto”, razón por la que los invitó a “seguir tomando decisiones honestas, preñadas de buenas intenciones y acompañadas del espíritu de lucha social que impregnó la fundación del partido de la casita”.