El peligro de la frontera norte de la que nadie está hablando

En medio de la recia campaña del presidente Donald Trump por cerrar la frontera sur y así evitar la entrada de inmigrantes indocumentados existe un problema en la otra frontera del país que tiene un mayor efecto en la vida de los estadounidenses.

El mes pasado se realizó la mayor incautación de Fentanilo en la historia de la frontera Norte. Se trata del potente opiaceo 50 veces más potente que la heroína y el cual que es uno de los grandes responsables de la crisis de adición y sobredosis por opiodies en EEUU.

Las autoridades canadienses incautaron un mega cargamento que los llevó a allanar un laboratorio clandestino en Calgary, Alberta, a solo tres horas al norte de la frontera con Montana. Esta fabrica subterranea era capaz de producir aproximadamente 18,000 píldoras de Fentanilo por hora para su exportación a los mercados de EEUU, informó The Daily Beast.

Esta incautación fue el tercer decomiso de Fentanilo en Alberta en menos de un año, y el segundo desde enero. En julio pasado, la policía de Edmonton allanó cinco casas en lo que entonces se promocionaba como el mayor decomiso de Fentanilo en la historia de Canadá con 130,000 píldoras falsificadas junto con dos prensas capaces de producir 10,000 píldoras por hora.

Luego, en enero, personal de rescate que respondía a un incendio en una casa descubrió 16 kilos de carfentanilo, un poderoso opioide sintético que se cree que es 10,000 veces más potente que la morfina.

Es por esto que bajo la promesa del presidente Trump de luchar contra la crisis de los opioides en EEUU se le pide ponga sus ojos en la frontera Norte.

Mientras funcionarios encargados de hacer cumplir la ley en Canadá anunciaron que habían cerrado un flujo masivo de narcóticos  viniendo a los Estados Unidos desde la dirección opuesta, el gobierno de los Estados Unidos está haciendo muy poco por cerrar esta parte de la frontera, en contraste con los recursos y voluntad política para taponar la frontera sur.

Hay que recordar que la frontera norte con Canada es notoriamente porosa, la cual cuenta con 120 puntos de entrada y se extiende por más de 5,500 millas, abarcando grandes áreas de desierto remoto y numerosas vías fluviales.

El presidente Donald Trump ha hecho de la construcción de un muro a lo largo de la frontera sur la columna vertebral de su política antidrogas para evitar que narcóticos mortales como el Fentanilo ingresen al país desde México, sin embargo operaciones como la del mes pasado dan muestra del riesgo de la debilidad que viene de la frontera norte.

eldiariony.com