El granate hizo lo imposible por sumar pero empató con Mérida

Bajo un ataque constante y permanente del Carabobo Fútbol Club, el granate no se pudo presentar con tres puntos ante su afición, tras igualar sin goles con Estudiantes de Mérida en partido correspondiente a la jornada 2 del Torneo de Adecuación, escenificado en el Polideportivo Misael Delgado de Valencia.

La Vinotinto Regional buscó la fórmula del gol durante todo el cotejo, sin embargo, el guardameta estudiantil, Ángel Hernández, le hizo honor a su nombre y salvó a los merideños de las constantes oportunidades de peligro que gozó el cuadro valenciano.

El principal mirandino Juan Carlos Cabeza indicó el inicio de los 90 minutos y con la esférica en ruedo los granates plasmaron inmediatamente su fútbol con el objetivo de buscar rápidamente abrir el marcador. Los carabobeños ejercieron presión alta en las primeras de cambio e incomodaron a los merideños en su salida, permitiéndoles diversas oportunidades claras para perforar la valla contraria.

Al minuto dos, Daniel Denot tuvo la primera chance clara mandando un tiro al segundo poste que pasó a centímetros el vertical izquierdo resguardado por Ángel “Rastafari” Hernández. En el 11’, Edgar “El Exquisito” Jiménez avisó con potente remate que pasó rozando el horizontal merideño. Seis fracciones después, Néstor “El Titán” Bareiro la tuvo de cabeza pero la pelota le hizo un extraño, picó frente a Hernández y salió por encima de la puerta académica. Jiménez tuvo la oportunidad de dibujar el 1-0 dentro del área, sin embargo, el guardameta rojinblanco decidió colocarse la capa de héroe y rechazó la clara internada del “Exquisito”.

Las arremetidas granates fueron constantes y los anfitriones buscaron incansablemente el festejo del gol. En el 27’, el juvenil Josua Mejías desbordó el costado derecho y envió un centro a media altura que conectó Bareiro de primera, no obstante, la pelota terminó pasando por encima de la puerta foránea. Enseguida Denot mandó un tiro desde el costado izquierdo con dirección a puerta, pero el cancerbero logró enviar al tiro de esquina para mantener su valla intacta.

Los embates ofensivos del local no cesaban, los dirigidos por Jhonny Ferreira destilaron buen fútbol con triangulaciones y juego vertical que permitió generar peligro constante en el jardín de Estudiantes de Mérida. El delantero paraguayo también gozó del 1-0 en sus botines, pero Hernández seguía despejando las internadas del Carabobo FC. Enseguida el cancerbero estudiantil siguió tomando protagonismo con tres rechazos seguidos que no pudo concretar los industriales.

Luego Dany Cure sirvió un centro a media altura que cabeceó Daniel Denot, pero la redonda transitó cerca del horizontal. En la finalización del primer tiempo también se presentó la oportunidad de la anotación para los anfitriones, a través de un centro de Ocanto que se paseó con veneno en el jardín merideño y que no pudo conectar Néstor Bareiro ni Denot.

Para el tiempo complementario se mantendría el monólogo vinotinto y los carabobeños seguían insistiendo en tumbar la puerta visitante que contuvo con su alma el portero foráneo. Al 59’ Bareiro mandó fuerte remate que pasó por un costado de la valla rival. En el 67’ el “Chino” Ocanto recibió un centro a media altura que cabeceó al primer poste para mover las redes rivales, sin embargo, el segundo asistente Jhairzinio Sosa indicó que el “10” carabobeño estaba en posición irreglamentaria. Cuando el cronómetro señaló que se jugaba el minuto 78, “Mono” Suárez se atrevió desde fuera del área, la pelota se desvió en un zaguero y terminó estrellándose en el horizontal para poner a temblar la portería que resguardó a capa y espada Ángel Hernández. Enseguida, el guardameta foráneo le terminó de hacer honor a su nombre y se convirtió en un Ángel merideño tras detener otro disparo del “Titán”.

El estratega granate, Jhonny Ferreira, lanzó la artillería al campo con el ingreso de Gustavo González, Enson Rodríguez y Orlando Cordero. Los embates de la Vinotinto Regional no paraban con ataques permanentes en campo andino, pero la redonda no quiso cruzar la línea de gol merideña. Con el granate lanzado al ataque, Estudiantes estuvo cerca de anotar cuando aprovecharon un contraataque que logró detener exigido el capitán y guardameta carabobeño, Leo Morales, quien estuvo de espectador durante todo el compromiso.

Pese a la insistencia del Carabobo FC en batir la portería rojiblanca, el marcador se mantuvo intacto y con los tres pitazos finales de Juan Carlos Cabeza el granate sumó su segunda diana en el certamen y logró conservar, por segunda jornada consecutiva, la portería sin encajar goles. Ahora la Vinotinto Regional realizará su segunda visita a la capital este miércoles 22 de julio, para contender la jornada tres del Torneo de Adecuación frente a Estudiantes de Caracas en el Estadio Nacional Brigido Iriarte.