El Clásico Mundial el atractivo económico de la MLB

Por: -Jesus Vasquez-     

El Clásico Mundial es generador de un gran impacto económico en las ciudades sedes. Las autoridades del World Baseball Classic (WBC)  han calculado que pueden producir más de 50 millones de dólares en cada una de las sedes, cifras que aumentarían este año considerando que el torneo ha crecido en popularidad y mercadeo. De hecho, esta edición que arranca el próximo 6 de marzo en el Domo de Tokyo (Japón) y  Godchekd Sky Dome (Seúl) debe generar más de 100 millones de dólares a los organizadores de acuerdo con dos ejecutivos vinculados con el principal torneo de béisbol internacional.

Así lo hizo saber Paul Archey, quien fuera el arquitecto del evento de la parte de Major League Baseball, en una entrevista con Baseball America. Archey fue el jefe de operaciones internacionales de la MLB entre 1999 y 2014 periodo en el que llevó las transmisiones a 220 países y estados y abrió oficinas en Pekín, Sídney, Tokio y Londres antes de retomar su empresa de mercadeo UK Sports and Campus Marketing.

“El WBC desde la primera ocasión fue un tremendo éxito. (Así fue) como se lo presentamos a los dueños. No creamos ese evento para los Estados Unidos. No fue para que el béisbol fuera más popular aquí. Fue para dar al béisbol una plataforma global. El objetivo número uno fue elevar el perfil del béisbol alrededor del mundo”, dijo Archey.

La meta era permitir a los mejores jugadores de las Grandes Ligas jugar por sus países lo que ayudaría a aumentar el interés aun en aquellas naciones de menor nivel, lo que se traduciría en mayor promoción del juego en el planeta e incrementaría el negocio de la liga.

En la República Dominicana el partido final de 2013 alcanzó la audiencia récord televisiva al alcanzar un 45.52% de acuerdo a un reporte de AGB del 19 de marzo de 2013. A eso se sumaron 111,197 visitas al sitio web de CDN, que llevó los partidos del certamen.

Un total de 885,212 personas asistieron a los partidos del Clásico Mundial de Béisbol de 2013, superando las 801,410 del torneo de 2009.

Las ganancias económicas que obtienen los equipos participantes han servido para promover el juego, sobre todo para esos equipos que avanzan de ronda, como el caso de Holanda, que ser semifinalista en 2013 ayudó a desarrollar un estadio de 15 millones de dólares con capacidad para 30 mil personas en un país futbolero donde el béisbol no para de crecer.

El torneo no termina de despegar en los Estados Unidos y los resultados de la novena de las barras y las estrellas acumula marca de 10-10 con la misma marca que Holanda. Los índices de audiencia siguen por debajo en una fecha que el torneo coincide con la Locura de Marzo, el torneo de la NCAA, y el conjunto que se ha estructurado no ha contado con las mejores estrellas.

“Siempre estoy abierto a la idea, ya sea que esté estructurada en el tiempo, que pudiéramos hacer el WBC o algo mejor, pero la idea de que este será el último WBC no es una que yo apoyaría”, dijo el comisionado Rob Manfred, quien ha dicho que mientras él esté en el cargo el torneo seguirá.

Con su gran poder de convocatoria y como única competencia mundial de peloteros profesionales representando a sus respectivos países, los organizadores del WBC esperan que esas cifras aumenten aún más en 2017.

Para la edición 2017 se espera un récord de asistencia entre las seis ciudades que acogerán partidos en Japón, Surcorea, México y Estados Unidos.