Contraloría municipal abrirá investigación a Miguel Cocchiola

A raíz de las evidencias acerca de las irregularidades, hasta ahora detectadas, que estaría cometiendo el alcalde de Valencia, Miguel Cocchiola, con la otorgación de permisos para construcciones inmobiliarias, que constituirían un “negocio redondo” para favorecerse él y a su entorno municipal, la comisión de contraloría de la cámara municipal se reunió en forma extraordinaria este jueves para tratar nuevamente el caso.

Así lo dio a conocer el presidente de dicha comisión, concejal (PSUV) César Tovar, quien recordó que en la sesión del pasado martes, se acordó realizar una inspección al terreno ubicado diagonal a la clínica La Viña, propiedad del alcalde Miguel Cocchiola, quien lo traspasó a sus hijos y quien habría dado las instrucciones para que la permisología de construcción, fuera otorgada por María Ilary Petroccini, directora de Control Urbano de la alcaldía, cuyo esposo es a su vez, el constructor de la obra.

Tovar explicó que, luego de realizada la inspección, se pidieron los permisos de la obra y en la reunión de este jueves, “acordamos solicitar y someter a investigación, todos los permisos de construcción  que haya otorgado la gestión de Miguel Cocchiola en Valencia, ya que el mismo ha confesado públicamente, que tiene catorce empresas inmobiliarias de construcción en el país y quiere hacer de Valencia un gran negocio inmobiliario”.

A juicio del concejal, mientras se realiza la averiguación, el alcalde Cocchiola debería proceder a la destitución de esta funcionaria y responder al pueblo de Valencia por estas graves irregularidades.

Además exhortó, “al alcalde viajero, Miguel Cocchiola, a dejar a un lado su negocio personal, familiar, promoviendo una mafia inmobiliaria en Valencia que lo que está haciendo por los valencianos, es convertir la gestión en negocio, en lugar de dedicarse como alcalde a recoger la basura, mantener calles en buen estado y garantizar la seguridad en el municipio”.