Allanan casas y persiguen a dirigentes de UNT en el Zulia

El amedrentamiento y la persecución va alcanzando niveles nunca antes vistos por parte del gobierno regional a escasas 48 horas del proceso electoral convocado para elegir una asamblea nacional constituyente ilegítima y que cuenta con el rechazo de más del 85% de los venezolanos y que ha hecho que varios países del mundo se pronuncien al respecto.

“Desde el pasado jueves han sido allanadas las casas de varios dirigentes del partido Un Nuevo Tiempo (UNT) en el Zulia, a algunos los han detenido y otros, gracias a Dios, no se encontraban en sus hogares cuando llegaron los esbirros del Régimen”, expresó la Secretaria General de esa tolda en la región y diputada de la Asamblea Nacional (AN), Nora Bracho.

Bracho dijo que “el miedo a quedarse expuestos ante el mundo que se quedaron sin pueblo los hace actuar de manera irracional y en el estado eso viene de la mano del gobernador Francisco Arias Cárdenas, quien sabe que los colectivos están actuando contra la población y se hace de la vista gorda, al igual que los cuerpos de seguridad”.

La dirigente describió los tratos a los que son sometidos detenidos y familiares en las instalaciones militares. "A los muchachos los golpean cuando los detienen y al llegar a las instalaciones militares los aislan, les niegan el derecho a ir al baño, lo que hace que hagan sus necesidades en el mismo lugar donde están o en la misma ropa y después es que los presentan en los tribunales; aparte que no les dan comida o agua, todo esto atenta contra los tratados firmados por Venezuela en materia de Derecho Humanos".

Afirmó que a los familiares y a los abogados que los acompañan los gritan y "hasta los reprimieron porque los padres en su desesperación se inquietan por la situación y el desconocimiento de lo que sucede con sus hijos, pero pareciera que ninguno de estos militares tiene familia", sentenció Bracho.

Este parecer fue reforzado por la vicepresidenta del Parlamento Latinoamericano, la diputada Marianela Fernández, quien alertó y rechazó “el asedio y la persecución ordenada por el gobernador Francisco Arias Cárdenas contra la dirigencia política regional y en especial la de UNT”, a la par de apuntar que “los venezolanos no queremos más dictadura”.

Otro que también repudió estas acciones en su cuenta de la red social Twitter fue el presidente de UNT, el diputado Elías Matta: "Tienen miedo a la dirigencia del partido Un Nuevo Tiempo por eso los persiguen, asedian,  allanan hogares, seguiremos la lucha contra la Constituyente ilegítima".

Entre tanto, Guillermo Montiel, presidente de la Juventud de la Democracia Social (JDS), del partido UNT, criticó y lamentó que "el gobernador tenga que, junto a la Guardia Nacional Bolivariana y a otros cuerpos de seguridad, recurrir a los colectivos para que hagan el trabajo sucio de amedrentar, robar y quemar las casas de quienes los adversan en lo político y que han demostrado en estos 118 días de lucha que Venezuela quiere un cambio que ellos no pueden brindar porque su modelo se agotó".

Dijo Montiel que son más de "ocho los secretarios juveniles de las parroquias en el estado a los que han llegado a buscar a sus casas con la intención de detenerlos y ponerles la etiqueta de terroristas, pero esto no detendrá a la juventud ni apagará nuestra lucha en las calles".