Adolfo Germaya ganó Concurso de Pintura Rápida de Naguanagua

Una nueva edición del Concurso de Pintura Rápida de Naguanagua se llevó a cabo este domingo en las instalaciones del Parque Jardín Botánico, ubicado en este municipio.

El artista, Adolfo Germaya, se adjudicó el primer lugar de este concurso que anualmente se realiza en el marco de la celebración del Festival del Samán. Ambos eventos son organizados por la Alcaldía de Naguanagua.

El segundo lugar fue para, Elsa Villarroel por su obra Pavo Real, y el tercer puesto lo obtuvo, José Camacho, con el trabajo titulado El Jardín.

Las menciones honorificas fueron para Yoamelis Rodríguez, Pedro Marquez, Renzo Rivera y Liliana Valiente. También recibieron mención los trabajos de los niños Jesús Alvarado, Andrea Alvarado,Rubén López y María Bravo.

Desde las 7:00am y hasta las 3:00pm, hora en la que se cerró el concurso e inició la calificación, setenta y cinco artistas entre adultos, jóvenes y niños, se dieron cita para demostrar sus habilidades en esta tradicional actividad.

El jurado calificador estuvo conformado por Fredis Armas, Ramón Belisario y Miriam Perales, todos artistas plásticos de reconocida trayectoria nacional.

Municipio cultural

En horas de la mañana el alcalde, Alejandro Feo La Cruz recorrió los espacios del parque Jardín Botánico y saludó a los protagonistas de la jornada, en compañía de Aníbal Valdez y Sixy Sequera; presidente y gerente general, respectivamente, del Instituto Municipal para la Cultura de Naguanagua.

“Artistas de todo el país nuevamente se concentran en esta mágico lugar para mostrarnos su talento” manifestó el mandatario mientras ofrecía detalles sobre la importancia que tienen este tipo de eventos para el país.

“En este momento de crisis es muy importante promover la cultura, pues esta es una de las principales herramientas para vencer la violencia”, agregó.

No dudó al calificar a Naguanagua como municipio cultural del país, que mantiene una amplia agenda donde se da la oportunidad a artistas noveles y a otros de mayor experiencia.

“Tratamos de incluir a todas las expresiones del arte. En el Festival del Samán, por ejemplo, combinamos música, el disfrute de la naturaleza y artes plásticas. La familia comparte momentos de alegría y todos podemos recargar energías positivas para enfrentar los retos que se nos presenten”, expresó.