50 personas han muerto en Estados Unidos por consumo de opiáceos

La sobredosis por consumo de drogas mata a 128 personas diarias en los Estado Unidos dice un estudio conjunto del Centro de Control y Prevención de Enfermedades y la Administración de Alimentos y Drogas.

El informe basado en los certificados de defunción de los médicos y forenses da una imagen a nivel nacional de los medicamentos involucrados en las muertes por sobredosis de drogas.

El número de defunciones por intoxicación aumentó en cuatro años un 23%, pasando de 38.329 muertes en 2010 a 47.055 en 2014 .

El verdugo mayor es la heroína que en ese mismo período de tiempo triplicó la cantidad de víctimas mortales y ocasionó 10.000 muertes en un año. Por su parte, la metanfetamina duplicó la tasa de defunciones bajo su tóxico efecto. En la lista de las principales drogas mortíferas destacan además la cocaína con 5.856 muertes y el antidepresivo alprazolam con 4.217 En un año.

Y un dato curioso es que quienes murieron por sobredosis de metanfetamina en sus cuerpos durante las autopsia no tenían trazos de haber consumido otras drogas. Sin embargo, en el 95% de los cadáveres examinados de quienes murieron por sobredosis de alprazolam y diazepám se hallaron otras drogas.

En 2015 continuó la escalada de las muertes por sobredosis la heroína y el fentanilo son las que más defunciones han ocasionado este año, aunque los reportes oficiales aun no son públicos.

Por otra parte, cerca de 27 millones de personas reportaron que consumían drogas ilegales o medicamentos con recetas basadas en opiáceos y 66 millones de personas reconocieron haber consumido alcohol en exceso durante el mes anterior a la encuesta

El consumo de drogas ilegales y el alcoholismo ocasiona un gasto anual a las arcas públicas norteamericanas de 442.000 millones de dólares, según el estudio.

Los autores del informe sostuvieron que “el uso indebido de alcohol y drogas causan un enorme daño a los individuos, las familias y la sociedad.” Las drogas, al ser ilegales, se vinculan a la delincuencia y a la violencia en las localidades afectadas por ellas.

La parte más triste de esta gran epidemia social es que sólo el 10 % de los drogadictos reciben un tratamiento especializado. A pesar de que, según estudios médicos, aproximadamente el 40% de las personas que abusan de sustancias tienen un problema de salud mental.

El consumo de drogas en la Florida ha sido el responsable de 50 muertes en los pasados seis meses. Las personas fallecidas habían consumido una droga conocida como carfentanil, un opioide sintético que se utiliza en los zoológicos para tranquilizar elefantes. El carfentanil es 10.000 veces más potente que la morfina y 100 veces más fuerte que el fentanilo.

La policía ha reportado casos de intoxicación con carfentanil en Cincinnati, Michigan, Rhode Island, Illinois, Kentucky en Georgia, New York , West Viginia y Pennsylvania.

diariodelasamericas.com