40 Salón Nacional de Arte Aragua abrió sus puertas

Decir 40 años es fácil, pero mantener un salón de arte de importancia nacional como el Salón Nacional de Arte Aragua por tantos años no ha sido tarea fácil para el Museo de Arte Contemporáneo Mario Abreu (Macma) quien este sábado fue inaugurado en este ícono cultural ubicado en la avenida Constitución de Maracay.

Sinamaica Castro, Secretaria adjunta de la Secretaria Sectorial del Poder Popular para la Cultura, informó que este año el Gobierno Bolivariano de Aragua invirtió más de un millón de bolívares en la restauración de las tres principales salas de exposiciones de este centro expositivo de la ciudad.

En esta edición se recibieron 171 obras de diferentes regiones del país, de las cuales fueron seleccionadas 32 cuya selección fue asumida con criterio valorativo basado en el manejo reflexivo de los códigos artísticos y la calidad interpretativa de los temas; es de esa forma que seleccionaron las piezas con posturas contextuales sociales, religiosas o culturales.

De allí que el pasado martes 10 de mayo el jurado calificador reunidos en el Macma evaluaron las 32 piezas seleccionadas quedando galardonados con el Gran Premio Mario Abreu los artistas Shuster & Zajac por su dibujo Jesús y Pedro; esta obra bidimensional realizada entre dos artistas, es una investigación sobre la línea, el juego de saber hasta dónde llega la línea y el dibujo; es una pieza en la que los autores quisieron romper con el ego del artista.

El premio Jorge Chacón lo obtuvo el aragüeño Eduardo Bárcenas con su obra Delaciones de la piel, trabajo humanista que este autor viene desarrollando  que significa que la piel delata los contenidos del individuo mucho más allá de la palabra pero con significación.

Otra de las menciones entregada fue el Premio Ángel Vivas, fue otorgado a la pintura Desequilibrio Mortal del artista bolivarense José Basanta; que es un trabajo que tiene su raíz ecológica y antropológica, inspirado en la selva amazónica expresando su lucha contra el maltrato a la naturaleza y la realidad de la vivencia del indígena.

El premio IARTES, le correspondió al artista José Tortolero, por su fotografía El Descanso que no Duerme y el premio Contraloría recayó sobre Leonardo Almao por su fotografía El Retorno.

En este mismo marco de ideas, el jurado consideró otorgar la mención honorífica al artista Marcos Aponte  por su instalaciónHábitat.

El Gobierno Bolivariano entregó 260 mil bolívares, el Ministerio del Poder Popular para la Cultura a través del Instituto Nacional de Artes (Iartes) otorgó Bs. 30 mil y la Contraloría concedió Bs. 15 mil para un total de 305 mil bolívares entregados.