18 familias afectadas por intensas lluvias en Canoabo

Dieciocho familias fueron afectadas por el desbordamiento del Río Canoabo, tras las intensas lluvias que cayeron sobre la parroquia bejumera desde la noche del lunes.

Los sectores El Placer y Boquerón fueron los que más sufrieron la inclemencia de las aguas que llegaron hasta más de sesenta centímetros de altura en las viviendas, ocasionando pérdidas de enseres y daños en la infraestructura de al menos cuatro hogares, donde el agua y el barro se apoderaron de los espacios.

Las lluvias acompañadas de fuertes ráfagas derribaron varios árboles y las líneas del tendido eléctrico en la vía Bejuma- Canoabo, interrumpiendo el servicio por varias horas.

En las primeras horas del martes comisiones de la Alcaldía de Bejuma, encabezadas por el Alcalde Ramón Alberto Rodríguez Núñez, trabajadores de las Direcciones de Servicios Públicos, Desarrollo Social, Bomberos Municipales, Policía Municipal, Protección Civil y de Corpoelec se apersonaron para atender la calamidad, en primer lugar despejar la vía, restituir los cables caídos y limpiar las vías públicas llenas de lodo.

Dado que las personas que habitan en las cuatro casas más afectadas se refugiaron en casas de vecinos y familiares, los funcionarios municipales priorizaron su atención para suplirles con colchones y frazadas.

Rodríguez Núñez comandó las acciones de evaluación de los daños, la atención de niños y adultos mayores. “Los trabajadores de Servicios Públicos se encargaron de limpiar el barro y sacar el agua depositada para garantizar que las casas estuvieran aptas para que sus habitantes regresaran sin riesgos. Establecimos una colecta de alimentos, agua y ropa para suplirlos temporalmente, mientras se recomponen del  impacto que sufrieron.  Agradezco a quienes participaron en el operativo para atender la emergencia que, gracias a la rápida respuesta, se evitó que se prolongara”.

Durante este miércoles la Dirección de Desarrollo Social comandada por Luis Enrique Mendoza estableció un operativo en la Plaza Bolívar de Bejuma, donde varias personas llevaron ropa y alimentos, y una empresa farmacéutica de la zona donó medicamentos para prevenir resfriados y estados gripales.

Finalmente, el alcalde del municipio Bejuma, informó que se mantienen en estado de alerta y haciendo seguimiento de las condiciones climáticas en la región, para prevenir que se presente una nueva emergencia y, si fuere el caso, proceder al desalojo de las personas que habitan en las zonas vulnerables.