150 árboles fueron sembrados en la parroquia Tocuyito

Ronni Fagundez, jefe de la cartera ambiental del distrito, explicó  que la jornada de reforestación es principalmente una acción para contrarrestar los efectos climáticos adversos que ha generado el fenómeno de “El Niño”, sin embargo hizo énfasis en los múltiples beneficios que trae consigo la siembra, como la generación de oxigeno y sombra, además de la parte estética, ya que esa zona históricamente había estado en condiciones deplorables.

En la actividad donde también se sumó la ciudadanía y las comunidades, se cultivaron más de 150 individuos arbóreos entre los que destacaron, el Flamboyán, Apamate, Caoba, Araguaney y Cedro.

El ayuntamiento libertadorense, en un trabajo conjunto con el Instituto Autónomo de Gestión Ambiental, la Misión Árbol, los consejos comunales y el poder popular, reafirmaron su compromiso de conservación del medio ambiente, anunciando una nueva jornada que se llevará a cabo en un lapso de 45 días en la cuenca del río “Torito”, para darle continuidad a la cruzada ecológica.