Nicolás Maduro reconoce a la legítima Asamblea Nacional

Foto: Cortesía

Con la incorporación de la bancada del Bloque de la Patria a la Asamblea Nacional de Venezuela, el régimen usurpador de Nicolás Maduro reconoce la legitimidad del Parlamento venezolano, sus diputados y al presidente encargado del país, Juan Guaidó. A pesar de que distintos voceros de la dictadura insistieron en el supuesto desacato de la AN durante los últimos dos años, 38 parlamentarios oficialistas volvieron a sus curules para debatir y exhortar a sus homólogos de la Unidad a participar en un diálogo político para lograr la “paz” en Venezuela. 

En la sesión ordinaria de este martes, el primer mandatario interino reiteró que “un solo Poder legítimo hay en Venezuela y es la Asamblea Nacional. El regreso del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) es el reconocimiento de la fortaleza del Parlamento único poder legítimo. Si hoy de manera implícita hay un reconocimiento, entonces están aceptando, como lo hace Europa, que la solución pasa por el Parlamento Nacional”.

Asimismo, reiteró que no existe el supuesto desacato de la Asamblea y dijo que espera una actitud constitucional, de respeto y de búsqueda de soluciones para los problemas que aquejan a los venezolanos. “Si vienen en actitud de saboteo, también quedarán expuestos ante el mundo. Celebramos que vengan a la AN y ojalá le respondan a la gente, no a mí, porque yo no voté por ellos, ni votaría; que le respondan a sus seguidores, quienes en algún momento creyeron en ellos”, dijo Guaidó a la bancada del llamado Bloque de la Patria. 

Por su parte, el diputado por Voluntad Popular, Rafael Veloz, participó en el debate sobre el Proyecto de Acuerdo para ratificar la vigencia y preeminencia de la Asamblea Nacional, la inmunidad y la función parlamentaria e instó a los diputados recién incorporados a respetar la Constitución Nacional. 

“Si han venido a incorporarse hoy, háganlo bien y respeten las leyes. No vamos a permitir la guachafita que tienen en el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y otras instancias. El régimen utiliza los sagrados espacios en la administración de justicia para implementar un terrorismo de Estado y busca constantemente vulnerar la vigencia de la Asamblea y la inmunidad parlamentaria, hecho que es un irrespeto a todos los venezolanos que votaron por una Asamblea democrática. Queremos agradecer al Presidente constitucional de este Parlamento y de toda Venezuela y a su directiva el haber puesto orden constitucional en este seno. Aquí sí se respeta la Constitución de 1999 y quienes vayan contra ella no pueden tener vocería”