Guaidó anuncia proceso para activar convenio con la DEA

Foto Cortesía

Concretos y precisos. Así fueron los anuncios que este jueves hizo el Presidente (e) de Venezuela, Juan Guaidó, junto a la embajada de EEUU en el marco de la lucha contra el narcotráfico y terrorismo. 

El primero de ellos es el de lograr un acuerdo Venezuela-Estados Unidos con la DEA; mientras que el segundo es sobre el proceso para conseguir que las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) sean declaradas como grupo terrorista; y el tercero sobre la ampliación y el fortalecimiento de garantías para quienes se pongan del lado de la Constitución y faciliten la transición en Venezuela. 

Durante una conversación que el Presidente del Gobierno interino sostuvo con James Story, Encargado de Negocios de la Oficina Externa de Estados Unidos para Venezuela este jueves en la tarde, hizo público tales anuncios. 

“La Comisión de Seguridad e Inteligencia Policial conformada por el comisario Iván Simonovis, Carlos Paparoni, el Comisionado Einer Giuliani, han venido trabajando en un acuerdo en materia de cooperación sobre el que estamos finiquitando detalles para ampliar labores de inteligencia y de acción en contra del narcotráfico. Lo otro en que también hemos estado trabajando es en tomar cartas en el asunto con respecto a lo que ha sido un grupo de exterminio como las FAES que ha tratado de acallar voces en los sectores más populares”.

Recordó Guaidó que la Alta Comisionada de DDHH de la ONU, Michelle Bachelet, en su Informe sobre Venezuela dijo que “debía ser eliminado ese cuerpo” (las FAES). Dijo que entregarán información y evidencia que sustenten el proceso para se sea declarado grupo terrorista. 

Por su parte, Story dijo que se hace necesario “actualizar” el tratado de entendimiento y cooperación de estupefacientes que data de 1978.

“Estamos explorando asuntos potenciales para la cooperación incluyendo el intercambio de mayor información junto con el reforzamiento de la ley de los EEUU, así como la extradición”.

En cuanto a las FAES el embajador estadounidense dijo que su país “se tomó muy en serio” la información que salió del Informe de Bachelet.