E-Verify sería un desastre financiero para los negocios de Florida

Foto: Referencial

A raíz de la iniciativa de la legislatura controlada por los republicanos de implementar un sistema obligatorio de E-Verify para empresas privadas, una coalición de líderes empresariales, defensores y funcionarios electos anunciaron su oposición al proyecto de ley anti-negocios que perjudica a miles de pequeños empresarios en Florida. 

Si el E-verify se aprueba en su forma original, obligaría a los empleadores a utilizar un sistema de elegibilidad de empleo ineficaz e inexacto que ya ha demostrado ser ineficiente a nivel federal. Esta ley impondría una carga financiera especialmente en los pequeños empresarios, lo que representaría luego un cargo a los consumidores. 

Un estudio reciente de FWD.us informó que, de aprobarse, E-Verify podría costarle a Florida la pérdida de 253,500 empleos, 10.7 mil millones de dólares en ganancias y 1.25 mil millones de dólares en ingresos estatales y locales.

Terrie Rizzo, Presidenta del Partido Demócrata de Florida:

“E-Verify ataca nuestra economía e impone una carga innecesaria a miles de empresas de Florida. Una vez más, los republicanos nos demuestran que su lealtad a Trump y DeSantis es más importante que hacer lo correcto por los dueños de negocios y trabajadores de Florida. Con E-Verify, el Partido Republicano está buscando puntos políticos con el presidente a expensas de las pequeñas empresas que impulsan nuestra economía».

Mario Cartaya, dueño de negocio:

“Como propietario de un negocio, estoy muy preocupado por la devastación que esta legislación puede causar a empresas como la mía. La economía de Florida está impulsada por miles de empresas locales y pasar este proyecto de ley las afectaría negativamente. En lugar de perjudicar a los dueños de negocios, los legisladores deberían tomar medidas para garantizar que los dueños de negocios y los trabajadores puedan prosperar y hacer nuestra economía más fuerte».

Cramer Verde, presidente interino del Caucus Hispano Demócrata de Florida:

«Es una pena que los legisladores republicanos estén tratando de obligar a las pequeñas empresas a adquirir un sistema que ha demostrado que no solucionará los problemas que enfrenta nuestro estado. Sobre todo en un estado como Florida, donde los hispanos y los inmigrantes son empleados y dueños de negocios que impulsan nuestra economía. Bajo la tecnología defectuosa de E-Verify, la comunidad de negocios latina de Florida tendría 13 veces más probabilidades de recibir una descalificación falsa. Este hecho sería desastroso para nuestra economía, y peor para las empresas y empleados afectados por la burocracia para corregir un error generado por este sistema».