Corrupción acabó con la producción de gasolina en Venezuela

Foto: Referencial

El diputado y presidente de la Subcomisión Especial de Atención de Exiliados de la Asamblea Nacional, Marco Aurelio Quiñones, repudió los hechos de violencia ocurridos en Aragua de Barcelona que dejaron como saldo un venezolano asesinado y otro herido por la Guarida Nacional, solo por exigir sus derechos.

Las declaraciones las ofreció Quiñones durante el debate sobre los abusos y violaciones a los Derechos Humanos por parte de los organismos de seguridad del régimen de Maduro en Aragua de Barcelona y en el resto del país, espacio donde aseguró que los venezolanos jamás se doblegarán ante la tiranía. 

“El disparo de la corrupción acabó con la producción de la gasolina en Venezuela y hoy quieren, con la bota traidora, pisotear la dignidad de un pueblo que está decidido a defender sus derechos”, aseguró Quiñones al tiempo que agregó que “No puede ser que la realidad que se vive en Aragua de Barcelona hoy sea la misma que se replica en Anaco, Cantaura, Santa Ana, El Tigre o en San Mateo donde importaron de otro estado a un guardia con ínfulas de Dios para manejar el cartel de la Gasolina. Este señor humilla a la población y además a los ciudadanos que esperan en largas colas les responde con balas”

Desde la Asamblea Nacional Quiñones pidió a la comunidad internacional dar un viraje a su mirada y acompañar a los venezolanos en la cruzada por la instalación definitiva de un Gobierno de Emergencia Nacional que responda a la ciudadanía y que además ponga punto final a la pesadilla que se ha convertido en una barbarie. “Ya lo ha señalado nuestro presidente Juan Guaidó, una vez que se instale el GEN, en quince días se puede surtir de combustible a toda Venezuela”.