Comité Ejecutivo de AD rechaza represión al pueblo

Foto: Cortesía

El 23 de Febrero pasado nuestra organización convocó, junto al resto de los factores que hace vida en el Frente Amplio Venezuela Libre, al pueblo de Tocuyito y Campo Carabobo a participar en una movilización pacífica hacia las instalaciones del Fuerte Paramacay. Nuestro mensaje: solicitar a la Fuerza Armada Nacional su respaldo para recibir la Ayuda Humanitaria gestionada por el presidente encargado Juan Guaido quien en uso de sus atribuciones constitucionales ha pedido la colaboración de la comunidad internacional para atender la grave crisis alimentaria y sanitaria que sufre el pueblo venezolano.

Junto a un pueblo carabobeño pacífico, proveniente desde las parroquias Miguel Peña, El Socorro, Rafael Urdaneta, San José y tambien desde Naguanagua, los libertadorenses dijimos presente, cívicamente, a la ineludible labor de exigir a la Fuerza Armada obediencia a la constitución nacional. Sin embargo, el canto del «Gloria al Bravo Pueblo» de un pueblo esperanzado fue apagado por los golpes, maltratos, detonaciones de bombas lacrimogenas y persecución de los efectivos adscritos al Fuerte Paramacay cuya saña ponen en duda su condición de venezolanos.

Aun no se ha logrado establecer a ciencia cierta el número de afectados, pero fue notorio el conjunto de ciudadanos que resultaron víctimas de tamaño desprecio por la dignidad humana y la plena vigencia de los derechos humanos. Desde AD – Libertador denunciamos como crimenes de lesa humanidad los eventos del 23 de Febrero en las inmediaciones del Fuerte Paramacay y sus culpables deben ser juzgados conforme a la legislación vigente. No puede existir impunidad y menos para crímenes practicados por ordenes provenientes de personeros de intereses rusos y cubanos.

El alto mando militar se equivoca al pensar que los adecos somos intimidables. Más de 70 años han demostrado que nuestro oficio ha sido y será siempre combatir el autoritarismo, la autocracia y los fusiles con movilización popular y votos. La barbarie será detenida por la civilización, al final doña Bárbara retrocederá y el pueblo venezolano volverá a disfrutar de su democracia. Eso no es retórica, es un hecho.

Nuestra lucha seguira denunciando los atropellos, la persecución y el terrorismo de Estado. Seguiremos denunciando a quienes se ocultan en el Fuerte Paramacay para seguir tiranizando al pueblo de Venezuela. Nuestro grito seguirá exigiendo justicia.

«Por una Venezuela Libre y de los Venezolanos»

Wilmer Martinez
Secretario General

Miguel Villamediana
Secretario de Organización

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here