Carol Leal expone el saber ancestral indígena en sus colecciones

Con piezas que cuentan historias para ofrecerle a cada una de sus colecciones una personalidad única, Carol Leal es una caraqueña egresada de la Universidad Católica Andrés Bello como ingeniera industrial, con postgrado en Logística, quien se dedicó durante 17 años a ejercer su profesión en el mundo corporativo dentro del sector asegurador, donde ocupo importantes cargos gerenciales.

Sin embargo, en la búsqueda constante de “hacer lo que realmente amas”, Leal realiza en paralelo, y por varios años consecutivos, cursos de orfebrería en prestigiosas escuelas venezolanas, donde aprende diversas técnicas, desde las más básicas hasta métodos de joyería fina.

Para complementar su formación, en enero de 2016, realiza dos cursos en la Escuela Española de Joyería Workshop R2: el primero, Dirección Creativa en Diseño de Joyas y el segundo, Difusión y Proyección de Marca. Posteriormente, en 2017 realiza una especialización en Branding, Diseño y Construcción de Marcas en Bauzuela Escuela de Marcas.

Al descubrir su verdadera pasión, en 2015 decide crear la marca Carol Leal, tomando como inspiración la diversidad de formas y colores que nos regala la naturaleza para transformarlas en joyas de concepto minimalista mezclado con modernidad, joyas para una mujer femenina, delicada, pero a la vez irreverente, emprendedora, dinámica, ágil y exitosa en cada uno de sus roles.

Es así como su marca tiene presencia en prestigiosas tiendas de Venezuela tales como: Iskia, Oromatista y Tienda Equinoccio, todas ubicadas en Caracas. También participó en el desfile de Moda Caracas Moda, edición 2015 y en el Bazar de Invedin, realizado en mayo de 2018. Fuera del pais ha tenido la oportunidad de participar en la edición para el día de las madres del Verano Suite (@veranosuite) en la ciudad de Bogotá y en el Aruba Fashion Week realizado en diciembre del año pasado.

“En el momento de diseñar me inspiro en las formas y colores que nos regala la naturaleza pero siempre en el marco de un tema que tenga un alto componente emocional o que busque concientizar, sobre todo en temas relacionados con la sostenibilidad, tradiciones y con el cuidado de nuestro planeta”, explica Leal, quien comenta que en sus últimas muestras ha incorporado diseños donde resalta una de las tradiciones venezolanas más antiguas, como lo es el tejido a mano de fibras vegetales.

Asimismo, Leal utiliza para la elaboración de sus joyas el bronce con enchado en oro como material principal, todas las piezas son confeccionadas a mano, con un especial cuidado por cumplir con los estándares de calidad exigidos por sus clientes.

El amor por Venezuela y la necesidad de rescatar sus tradiciones, llevaron a Leal a contactar a la Fundación Tierra Viva, una ONG venezolana que entre sus actividades apoya el desarrollo de artesanas indígenas a través del proyecto “Mujer Indígena Emprendedora”, iniciativa para impulsar la comercialización de productos confeccionados bajo criterios de Comercio Justo, que permitan mejorar su calidad de vida y la de sus familias.

De esta manera, Leal ha desarrollado dos de sus últimas colecciones:

En Extinción

“En Extinción” lleva por nombre la colección de cestería de Carol Leal, realizada por artesanas indígenas de la comunidad Warao e intervenidas por esta diseñadora. Los Waraos, (gente de agua), es el pueblo más antiguo de Venezuela que habita en las orillas del Delta del Orinoco, estado Delta Amacuro. Sus habitantes viven en palafitos y su medio de transporte es la curiara, y se calcula que la población actual es de 36.000 personas.

Para el proceso creativo de la colección, Leal quería que las Waraos elaboraran las cestas que por generaciones han tejido, utilizando las fibras vegetales obtenidas de la palma de moriche (árbol de vida) y de la bora, siendo éstos los materiales característicos de “En Extinción”.

El resultado fue simplemente espectacular y encontramos en esta muestra tres modelos: una cesta realizada en bora tipo “maletín”; el segundo modelo consiste en una cesta con tejidos en macramé de moriche y el tercero, una cesta tipo sobre con dibujos realizados con tintas naturales obtenidos del onotillo y del carafo.

Para intervenir las cestas, con la ayuda de una ilustradora, Leal diseñó tres pañuelos cuyos prints están inspirados en especies de la fauna venezolana que se encuentran en situación de vulnerabilidad, a causa de la equivocada intervención del hombre en sus ecosistemas: El cardenalito, el cunaguaro y el chigüire. Para completar la colección, incorporó un print que se inspira en los Girasoles de Turén, estado Portuguesa. “En Extinción” es la búsqueda del rescate de las tradiciones venezolanas y la concientización de cómo nuestras acciones pueden impactar en la vida de otros.

Maraisa

Maraisa, vocablo que en Warao significa amiga. La idea de Leal fue fusionar los rígidos metales que utiliza en su taller con el moriche, la suave fibra vegetal extraída de la palma del mismo nombre, con la que tejen las mujeres Warao.

Más de ocho meses de trabajo fueron invertidos para culminar esta colección, debido a que fue necesario sobrepasar varias barreras, una de las principales era la dificultad de llegar a las comunidades Waraos para retirar las piezas debido a la lejanía de los lugares que habitan, además de todas las pruebas que fueron necesarias para lograr ajustar los tamaños de la artesanía utilitaria a tamaños acordes para una joya, por eso vemos piezas que inicialmente eran posavasos transformados en bases de zarcillos o servilleteros convertidos en brazaletes.

Los colores con los que se tiñen la fibra de Moriche son tintes naturales extraídos del barro, el onotillo y el carache, logrando que la colección “Maraisa” sea una colección sostenible y amigable con el medio ambiente.

Esta colección es una prueba de cómo la orfebrería puede unirse con la artesanía, y juntas, dar vida a piezas minimalistas y modernas. Que lo tradicional no está reñido con lo actual.